Cortina AtrapaNieblas

Cortinas atrapa Nubes

Las Mallas o Cortinas Atrapanieblas, también llamadas Cortinas atrapa Nubes son un innovador y a la vez sencillo Sistema para captar agua de las nubes en aquellos lugares en los que escasean las precipitaciones y/o por su ubicación resulta difícil acceder a ella.

Las Cortinas atrapa nieblas o Mallas cosechadoras de agua

Consiste esta manera de cosechar agua en la instalación de una estructura que sirva de soporte a una o varias mallas que capten la humedad ambiental y una vez condensada en su superficie la dirijan a uno o varios depósitos de agua.

La malla tejida (fog mesh) es un sistema sencillo y económico para atrapar la humedad de la niebla y las nubes. La necesidad de agua nos impulsa a explorar tecnologías nuevas e innovadoras. Durante miles de años, en regiones con escasez de agua, los residentes locales han utilizado tecnología para recolectar y distribuir agua de gotas de rocío o niebla.

Los primeros en aprovecharlo fueron los pueblos de América Latina, especialmente Chile, donde la estrecha región desértica entre el Océano Pacífico y los Andes ha estado sufriendo sequías. Probablemente comenzó en el bosque y con el tiempo se desarrollaron varios sistemas de cosecha. Actualmente se utilizan principalmente en zonas áridas y costeras, y la técnica más común es el uso de mallas plásticas.

 

 

¿Cómo funcionan las redes de niebla?

Cuando llega la nube y choca con la malla, las partículas se convierten en gotitas, que se recogen a través de un sencillo sistema de tuberías. Según el tipo de nube se obtiene más o menos agua si llega la carga. En lugares donde el suelo está seco, se puede aprovechar la humedad del aire arrastrada por la densa niebla.

La humedad pasa por la red y se condensa, transformándose en agua, que es canalizada y almacenada en el depósito. El tipo de almacenamiento varía según la cantidad de lluvia en el área de captación y el propósito del agua recolectada.

 

 

El agua obtenida se considera lo suficientemente pura para beber. Sin embargo, a menudo se usa para regar los campos. De esta manera, las áreas desérticas se convierten en áreas importantes para la agricultura y el comercio.

¿Dónde instalar redes atrapaniebla o captanieblas para capturar la niebla?

Los mejores lugares para captar agua brumosa están por encima de los 1.000 metros sobre el nivel del mar con vientos entre 25 y 35 kilómetros por hora. En el caso de la niebla, se trata de una nube con baja concentración de agua, con 50 a 100 gotas por centímetro cúbico. En Chile, la niebla es muy fuerte en alturas de 600 a 800 metros.

Esto sucede porque el aire húmedo y cálido choca con las corrientes frías y se produce la condensación. Sin embargo, no llueve porque no se forman nubes y el clima es desértico. A ambos lados de los Andes, el desierto de Atacama es uno de los lugares más secos del mundo, pero se forma mucha niebla a lo largo de la costa.

El físico Carlos Espinosa Arancibia de la Universidad de Chile ha inventado el primer sistema diseñado para «capturar agua en la niebla». Otro ejemplo es el desierto de Namibia en África occidental, que tiene niebla casi 200 días al año.

 

 

¿Cuánta agua puede producir una red de niebla?

La niebla puede contener hasta 0,5 gramos de agua por metro cúbico. Por lo tanto, en lugares expuestos al viento, el rendimiento de las redes o mallas está entre 2 y 10 [L/m²día].

De un sistema muy eficiente se pueden esperar 84 l/m2/día. Por lo tanto, dependiendo de la superficie del colector, se pueden producir incluso más de 500 litros de agua en un día. Por ejemplo, en Chile, debido a la densa niebla del Océano Pacífico, llamada «camanchaca», alcanza los 7 litros por metro cuadrado por día. Investigadores chilenos estiman que capturar solo el 4 por ciento del agua en la niebla sería suficiente para satisfacer las necesidades de agua de las cuatro regiones más septentrionales del estado, incluida toda la región del desierto de Atacama.

Para conocer la viabilidad de este sistema en un lugar determinado, hemos de calcular la cantidad de agua que potencialmente podemos atrapar de las nubes de Rocío y otras brumas a lo largo del año. Para ello, usaremos un Neblinometro.

¿Qué es un Neblinómetro?

Un medidor de niebla (SFC: Standard Fog Collector en inglés) es una estructura que calcula la cantidad de agua que se puede obtener de la niebla en un lugar determinado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *