Huertos en el Bosque de Alimentos

Los Huertos son cultivos planeados de Frutas, Flores, verduras y Hortalizas según nuestro criterio, deseos, necesidades y limitaciones. Si tuviéramos uno Huerto propio, tendríamos la oportunidad de cultivar cualquier variedad de hortalizas.

Solamente el poder disfrutar del contacto con la naturaleza, y su vez tener la sensación de ver crecer las plantas que posteriormente nos servirán de alimento es una gran motivación para todos.

Cuando los niños y las niñas se interesan po el huerto o el jardín de la escuela naturalmente desean tener uno en casa.

Por eso, y en los tiempos en que vivimos, se ha hecho imprescindible los huertos escolares como selectividad, el fin de éstos hasta el momento, es de crear hábitos de vida saludable, dar lecciones sobre nutrición e incorporar  el respeto hacia la naturaleza por el » Cambio Climático».

Huertos Escolares
Huertos Escolares como Selectividad

«Una de las mejores formas de cambiar las cosas en esta sociedad tan manufacturada es un huerto».

Otros beneficios de tenerlo: Es de gozar con la calidad, la certeza del sabor ( nada tienen que ver con aquellos que compramos en el mercado) y estar seguros de que no contienen productos químicos, por este motivo surge el ideal de los:

Huertos Ecológicos

Huertos Ecológicos

Son huertos que facilitan disfrutar de unos productos espléndidos, siguiendo los pasos marcados por este tipo de agricultura.

¿ Pero qué significa la agricultura ecológica?.  La respuesta a todas las preguntas es tan variados como personas las ponen en práctica.

Existen diferentes tendencias más o menos definida cuyo objetivo principal es la obtención de productos naturales y sanos. El modo de alcanzar este propósito tiene varios caminos y los principales son conocidos con el nombre de:

  • Agricultura orgánica
  • Autosuficiente
  • Biodinamica
  • Natural permanente

Cada una de ellas atienda sus propias teorías y métodos, pero en definitiva se trata de dar una solución práctica y ecológica para conseguir unos buenos resultados evitando en todo lo posible variar las condiciones del medio ambiente y evitando siempre recurrir al uso de sustancias que puedan ser nocivos para la salud.

Hay que tener especial precaución con las aplicaciones de fertilizante y cualquier tipo de sustancias que prevengan y actúen en contra las enfermedades y plagas de plantas. Por eso motivo recomendamos, «cocinar tus propios Insumos como abono el Humus de Lombriz Roja y como insecticida o fungicida el Jabón Potásico .

 

Tipos de Huertos

6 Tipos de Huertos

Cuando pensamos en huertos es lógico que la primera idea que viene a la cabeza sea la de un espacio tipo huerta.



Pero la mayoría de los casos la falta de espacio imposibilitan hacer un huerto casero tradicional siendo necesario recurrir a otras soluciones:

1- Los Huertos Urbanos:

Alternativa para personas que no tengan espacio mínimo en su casa ( aunque hay cultivos hidróponicos que ayudarían a ese deseo). Son lugares encantadores, aislados o en el corazón de las ciudades, donde los consumidores cultivan sus propios alimentos.

No es un término vanguardista ya que éstos se utilizaron en la segunda guerra mundial, por el desabastecimiento. Pero si tenemos un poco de superficie en casa son equiparables a un huerto en el jardín.

2-Los Huertos Verticales:

Éstos nos animan las paredes o ventanas con un magnífico despliegue de hortalizas, plantas medicinales, etc……

Podemos mantener cosechas de frutas u hortalizas de temporada, solo hay que tener precaución con el riego sobre todo en los contenedores de raíz, que podrían necesitar varios riegos al día durante los fuertes veranos. Siempre esta bien instalar un circuito continuo de agua, sólo necesitaríamos unos depósitos, tubería de riego, una bomba (mejor solar) y un temporizador. O porque no!!! hacerlo domotico con una aplicación.

Nota: Muchas plantas, particularmente las trepadoras, necesitan algún tipo de soporte, la forma más natural de conseguir esto es dejarlas trepar sobre otras plantas.

3-Huertos en Macetas:

Lo más llamativo para mi, ya que tenemos el maceto huerto de la Casa del Pozo: Es la agrupación de diferentes tamaños de macetas o contenedores que forman un contraste con los vivos colores de las flores, los intensos verdes de las hojas y tallos de las hortalizas. Este es un ejemplo:

Es válido para el cultivo de todas las plantas aromáticas, medicinales y alimenticias. Pero, si pensamos en arboles frutales querrás elegir las variedades enanas para que prosperen en las condiciones restringidas.

4-Huerto Jardín:

Surge por el problema cuando el espacio disponible es reducido y nos encontramos ante el dilema de elegir entre la plantación de plantas ornamentales o por las saludables hortalizas cultivadas y cosechadas por uno mismo.

Siempre se obtienen buenos beneficios sembrándolas juntas pero con las especies adecuadas al sitio se obtienen muy buenas cosecha. Cuando experimentamos con plantas exóticas, lo mejor es crearles su propio microclima.

5-Huertos en Bancales Profundos:

El sistema que recomendamos cuando tenemos suficiente espacio.

En la mayoría de los casos el modo más común es compartimentar el huerto mediante bancales: Porciones de terreno qué gracia la acumulación de sustrato supone una inmejorable zona de cultivo, en ello es posible mantener una superficie completamente lisa, sin pisar, etc…
En la construcción es imprescindible planificar con antelación: Cómo hay que distribuirlos, su tamaño, la climatología, orientación solar etc…

6-Walipini :

También conocido como Invernadero de Pozo, son espacios subterráneos o bajo tierra donde se puede cosechar todo el año gracias al microclima que se crea en su interior y lo más importantes, son cultivos protegidos del clima exterior.

Huerto en Espiral

Huerto en Espiral

Uno piensa que estos huertos no son comunes, pero existe una especie de tradición en los países nórdicos. Son una especie de huertos en bancales o una construcción mixta de roca, madera y barro con forma de espiral, esto con el fin de mantener una especie de microclima: Protección contra el clima, ya que es extremo por esos lares y lo mejor, aumenta el grado de humedad del suelo.

La mayoría de los huertos es espiral en esos países van en elevación, crece desde afuera hacia adentro.

La regla de oro es que las especies que necesitan más sol estarán más expuestas, y las que necesitan más humedad y sombra estarán después.

Es un sistema práctico de trabajar, las medidas definidas no hay, pero el espacio de trabajo interior por lo mínimo 70 cm de ancho. Y claro que se puede hacer sobre el nivel 0.0, sin elevación, aquí no hay reglas, solo hay que estudiar el espacio donde se va ubicar e imaginación.

7 Consejos para Cultivar Nuestros Huertos

1-La diversidad genética en un huerto proporciona resistencia a las plagas y enfermedades al igual que en los bosques comestibles.

2-Para comenzar un huerto es necesario conocer los ciclos de vida de cada hortaliza, así como el momento más propicio para la siembra ya que es la fase más delicada en la vida de cualquier tipo de planta.

3-Siempre hay que considerar la climatología de la zona y, cómo todos los lugares del mundo no existe la mismas condiciones por eso es preciso contar con que ciertas especies típicas de la región.

4-Después del descanso de la tierra, posterior a la recolección de las últimas hortalizas, es conveniente establecer la planificación de cómo va a ir la distribución de los bancales, macetas, etc… de la próximas temporadas.

5-Siempre hay que plantar o sembrar plantas que nos sirvan como abono verde y NUNCA dejar nuestro suelo desprovisto de cobertura. Esta puede ser en forma de pradera, paja,  cultivos auxiliares, complementarios, plantas cebo, Plantas Hospedadoras…

6-Las semillas suponen el principal material de suministro de nuevos ejemplares para la siguiente temporada, por este motivo es imprescindible que al final cada cosecha debemos tener una cantidad de estas diminutas estructuras que nos garanticen la siguiente cosecha..

7-Hay que asegurarnos la polinización natural a través de las abejas y mariposas, por eso es imprescindible plantar o sembrar plantas melíferas.

Si te han gustado las Huertas, no te pierdas:

Franjas de Infiltración en los Bosques Comestibles

Las Franjas de Infiltración, Swales o Zanjas para la «cosecha de Agua» (como yo les suelo llamar), son un elemento cuya principal finalidad es la Captación de Agua de Lluvia. Pero claro, es un poco más complicado que eso y por ello, voy a intentar explicarte algunos aspectos básicos, para facilitarte el que puedas implementarlas y beneficiarte de lo que te hablaré en tu propio Bosque de Alimentos, Cultivo Agrícola, Huerto o Jardín Comestible.

Captación de Agua de Lluvia

 

En plan sencillo, y para que te hagas una idea, imagina los Bancales de toda la vida. Bien, pues la finalidad de estos es en esencia la misma que la de las franjas, aunque un poco menos «perfeccionada», sin desmerecerlos en absoluto en ese sentido.


¿Qué son las Franjas de Infiltración?

Las también llamadas Zanjas de Infiltración o Swales, no son lineas clave, en contra de lo que muchos amigos creen. Son, eso sí claves para captar y «acompañar suavemente al agua de lluvia» evitando la escorrentía y los perjuicios que ocasiona como el de «lavado».

Swales o Zanjas de Infiltración
Swales para evitar las escorrentías

11 Beneficios de las Zanjas de Infiltración:

  1. Aprovechamiento y Optimización de los recursos hídricos.
  2. Reducción de la erosión del suelo,
  3. Aminoramiénto y «control» de la velocidad del agua pluvial
  4. Evitan la pérdida de suelo mejorando la cantidad de Materia orgánica de nuestro suelo.
  5. Reactiva los procesos Naturales para el asentamiento de Micro Fauna , Micro Flora e incrementa en general la BioDiversidad.
  6. Da la posibilidad de una mejor sectorización de los cultivos en función de sus necesidades hídricas.
  7. Nos permite «guiar el agua» hacia puntos de estabulado como Tanques, Aljíbes, Depósitos, Piscinas o Estanques Naturales.
  8. Podremos introducir especies «impensables» en nuestra zona.
  9. Mejoran el tránsito en la parcela.
  10. Se adaptan perfectamente a sistemas de Pastoreo como por ejemplo los «Gallineros-Tractor».
  11. Al funcionar como «esponjas de nuestra finca», los swales o franjas de captación, una vez establecidas son capaces de incidir positivamente en otros muchos factores como la temperatura, vientos, rendimientos, polinización, etc….

Como se Hacen las Franjas de Infiltración

 

¿Cómo se hacen las franjas de Infiltración?

Este tema, daría por si solo para mucho ya que como siempre pasa no podemos generalizar. Como aquí de lo que se trata es que tú que necesitas retener agua y evitar la erosión aprendas lo básico para ponerte en marcha, intentaré no enrollarme demasiado:

Diferenciaré sólo entre dos tipos, a pesar de existir infinitas posibilidades dependiendo de la parcela, la orientación, el clima y, por supuesto, nuestras expectativas y necesidades.

En ambos casos debemos tener claro para qué queremos implementar estas zanjas. Hemos de marcar los puntos de escorrentía, conocer arroyos, microcárcavas, etc… saber dónde almacenar el sobrante para el futuro si es necesario…

Un estudio pormenorizado de las Especies silvestres de Fauna y Flora siempre nos va a ayudar a conocer el tipo de suelo que tenemos entre manos. Esto, nos ayudará mucho para decidir qué mezcla de semillas utilizar para establecer las praderas naturales y el resto de Plantas susceptibles de ser cultivadas en cada caso.

Tres partes para Nuestras franjas:

Siempre que explico lo que son, hago la diferenciación de las zanjas en tres pàrtes:

Talúd: Es la zona en pendiente que va desde el final de la franja inmediatamente superior hasta llegar a la siguiente franja horizontal o swale. Es una zona delicada y si no tiene vegetación es importante planificar qué plantas son las más indicadas. Podemos establecer una pradera, Intercalar Arboles y Arbustos de la Altura y desarrollo adecuados, Viñas, Aromáticas, Otras Plantas Trepadoras… teniendo en cuenta que su principal función es retener el suelo y aminorar la incidencia del impacto del agua y empezando aquí el proceso de «captación suave».

Camino: No se trata exactamente de un camino como tal, es normalmente, y dependiendo de su anchura un sendero o vereda de entre 2 y 6 metros de anchura que planificaremos con cuidado y construiremos con la máxima atención. Habitualmente es ideado como pradera aunque según su altura podemos establecer cultivos, plantar arboles y mucho más.

Lomo: Es, digamos la parte final de nuestra franja y su función es la de retener el agua que llega hasta ellos y acumular los nutrientes y la materia orgánica que van produciendo las otras dos partes guiando el exceso de agua de lluvia hacia el siguiente nivel o zanja.

El lomo está, como su propio nombre indica un poco elevado respecto al camino y en el podemos establecer los cultivos con mayores requerimientos hídricos y ávidos en nutrientes.

Swales en lugares con pendiente:

Una premisa importante es tener en cuenta que estas franjas pueden ser más o menos anchas, pero Siempre deben estar lo mejor niveladas que seamos capaces. Para ello existen herramientas y técnicas específicas con las que contar para hacer bancales y de las que ya hablaremos.

«En Permacultura en General y en el Diseño de Bosques de Alimentos en particular, la Observación es esencial a la hora de afrontar un diseño. Tenemos que conocer el mayor número posible de datos y actuar en consecuencia. Sólo se trata en este caso de dar el ·empujón· inicial para «invitar al agua de lluvia a quedarse con nosotros el mayor tiempo posible»

 Una vez que hemos ubicado las cotas máximas y mínimas en nuestra parcela, llega el momento de ir diseñando un «camino largo» a base de franjas que, aunque siguen las curvas de nivel siempre terminan por conducir el excedente de agua hacia puntos concretos previamente ideados y situados estrategicamente como «pozas de frenado», Estanques o Depósitos. Éstos a su vez, deberían contar con los correspondientes aliviaderos de nivel que permitan la circulación del agua una vez llenos (mejor si podemos regular el momento en que empiezan a verter agua mediante el uso de compuertas a distintos niveles o simplemente un tubo en L que se pueda girar para regular el nivel adecuado.

Bueno, como te he dicho, es básico que la base de las zanjas sea perfectamente horizontal y estar atentos a posibles encharcamientos para corregirlos siempre que sea necesario.

Zanjas en sitios llanos:

Pero no sólo son eficaces para los lugares con mucha erosión o faltos de agua. En lugares planos o casi planos también. Incluso en lugares que al contrario de lo esperado el «problema» es un exceso de aghua, encharcamiento…

Una buena planificación junto a la plantación de especies adecuadas, puede equilibrar ese exceso y acompañar al agua de lluvia hacia puntos de evacuación o estabulado mejorando la transitabilidad de la zona, oxigenación, cultivo….

Resolvemos tus dudas sobre las Swales

Bueno, podría seguir hablando horas sobre el tema y concretar sobre los pormenores, ponerme «estupendo» y empezar a hablar sobre los ciclos biogeoquímicos e ir hablando  y hablando… pero con estas «píldoras» yo creo que es suficiente para que te hagas una idea y te animes a poner en práctica por ti misma lo aprendido.

Recuerda que si quieres que hablemos contigo sobre las franjas de captación de agua o algún otro aspecto de tu diseño, estaremos encantados. Para ello solo tienes que Hacerte Teamer de la Red de Bosques Comestibles por 1 €uro al mes para que ¡sigamos plantando!.

Otras clases de franjas captadoras y sistemas de manejo hidrológico

Un simple surco en el terreno orientado en la dirección apropiada cumple igualmente la función de captar el agua de la lluvia y buena parte de los comentados anteriormente. Como en todo, cada cual tiene su forma de aplicar y cada lugar requiere buscar el justo equilibrio entre el esfuerzo, la inversión, el tiempo, necesidades y ganas…

Si te ha gustado aprender a hacer franjas de infiltración, te interesara:

El Bosque Comestible de ECOCELAMA LÏL 3/3| Bosques de Alimentos en León

En esta parcela, a la que llamaremos Sector Oeste, le sucede algo muy parecido a la anterior. Ya cuenta con parte de la forestación, aunque es imprescindible equilibrar algunas cosas como la densidad, la pradera (en la que seguiremos las pautas y mezcla de semillas para la pradera explicadas en la Anterior entrada sobre el sector Este del Bosque de alimentos de Ecocelama Lïl.

Bosque de Alimentos León
Bosque de Alimentos de ECOCELAMA LÏL en León

Villacelama Sector Oeste

Plantaremos arboles protectores, frutales y arbustos acortando sobre todo en las zonas perimetrales la distancia entre pies.

Al igual que en otro sector, incorporaremos algunos macizos de aromáticas, algunas trepadoras (en naranja) y algunos otros elementos dejando mayor espacio entre plantas a medida que nos acerquemos al centro del espacio.

Otros elementos del Bosque Comestible de ECOCELAMA LÏL

Para «ir cerrando círculos», hay que verlo como un todo, por eso recomendamos no descuidar nuestra «invitación» a nuevas criaturas a que se asienten en el lugar.

 La inclusión en todo el Bosque de algunas cajas nido, Bat cajas y Hoteles para Insectos, ayudarán junto a la rocalla del sector Este y otras actuaciones a ir poco a poco naturalizando el espacio e incrementando su Biodiversidad.

En esta zona, hemos pensado que sería interesante hacer un par de Bancales Profundos para criar Lombrices Rojas y que ellas transformen parte de los residuos generados con el fin de adelantar notablemente todos los procesos de restauración del suelo.

Villacelama Bosque Comestible
Villacelama Bosque Comestible
Bosque Comestible Ecocelama
Bosque Comestible Ecocelama Lil- León

El Riego de Plantas y La humedad en los Bosques Comestibles

El riego de plantas es a veces necesario y como tal, no conviene hacerlo sin saber algunas cosas importantes al respecto. Aquí vamos a contarte la más importantes.

Riegos de Plantas, Bosques de Alimentos
El riego de plantas en un Bosque de Alimentos es no tener que regar, pero nos vemos obligados a hacerlo

La humedad como factores limitantes en el diseño de los bosques comestibles.

Aunque la tendencia de un buen diseño de Bosque de Alimentos es no tener que regar!, a veces, nos vemos obligados a hacerlo en determinadas zonas, bancales o eras y conviene saber algunas cosas al respecto.

Los ambientes húmedos son muy favorables y beneficiosos para el desarrollo de las hortalizas. Desminuyen la evaporación y contribuyen a que las hojas y tallos se mantengan lustrosos y puedan realizar el intercambio gaseoso sin miedo a perder agua a través  de las hojas.

En las regiones húmedas la lluvia ofrece una ayuda inestimable al horticultor autosuficiente evitando en muchos casos la práctica la práctica continua de riegos.

Beneficios que aporta la humedad

Los beneficios qué aporta el agua a los vegetales son considerables haciéndose más patentes cuando por su escasez las plantas sufren irreversibles trastornos.
Los climas secos representan un grave problema para la horticultura y ante tal situación es preciso adoptar medidas que rentabilicen al máximo el agua disponible. En estos casos se debe elegir la zona de la parcela más protegida contra el sol intenso del mediodía y que no sufra directamente la acción del viento que seca la capa superficial del suelo.

Del mismo modo tendrá que realizar el riego en los momentos en que el sol no esté presente principalmente al atardecer y por la noche.

Cómo Mojar las Plantas en el Riego
Mojar las Plantas en el Riego: Si solo mojamos un poco la parte superficial de la tierra, ese agua no se aprovechará nunca por las raíces y se evapora fácilmente.

¡Para regar hay que mojar!

A veces, por miedo a gastar más agua de la cuenta, por desconocimiento o por falta de tiempo, nos limitamos a dar un riego superficial y eso no es suficiente.

Es preferible distanciar n poco más los riegos y mojar bien para que la infiltración del agua pueda llegar a las raíces y no quedarse solo en la superficie. Si lo hacemos así, las plantas pueden ir absorviéndo agua poco a poco. De lo contrario, si solo mojamos un poco la parte superficial de la tierra, ese agua no se aprovechará nunca por las raíces y posiblemente se evapore antes de llegar a ellas.

Además, un riego superficial, propicia la aparición de costras que endurecen el suelo en su parte de arriba y la evaporación es mayor.

Otro factor decisivo, además de regar sólo cando las plantas lo necesitan es NO PISAR NUNCA EL TERRENO REGADO!.

iMPORTANTE TAMBIÉN ES LA REGULARIDAD EN EL RIEGO!

De nada vale hartar de agua a nuestras plantas cuando luego vamos a dejar que vuelvan a secarse en exceso para volver a dar un sper-riego transcurridos más días de la cuenta. Un ejemplo muy frecuente es el de las cucurbitáceas:

A veces, dejamos sin regar calabazas, melones o sandías algunos días y, tal vez aparentemente no les perjudica. Volvemos a hacerlo cuando las hojas ya presentan síntomas de flacidez. Pero ya es demasiado tarde. Resulta que llegado ese punto, estos vegetales ya han ido «tirándo» de sus reservas y cuando volvemos a proporcionarles agua, es tal su avidez que la absorben sin mesura y aparecen las típicas grietas y rajas que tanto las afean. Son además una puerta de entrada a otros problemas de hongos, insectos y demás que no queremos tener.

Por eso establecer una buena frecuencia de riego es fundamental, como siempre en nuestro cultivo existe un punto de equilibrio que debemos encontrar mediante la observación y en base a la experiencia.

Cada cuanto hay que regar

Determinar la frecuencia de riego, viene determinado por varios factores. Entre ellos es fundamental saber el tiempo que tarda en secarse la tierra de nuestro huerto. 

Es obvio que necesitamos conocer el tipo de suelo, su porosidad, si existe bajo el mismo algún problema del tipo de la suela de labor, cantidad de agua disponible, etc….

El tipo de vegetación silvestre, puede orientarte para saber cómo es el sustrato y sus diferentes capas.

 Este último factor, determinará cual de los actuales sistemas de riego  se adapta mejor a tus necesidades o simplemente, es el más apropiado para cada huerto, balcón, terraza o patio.

Encharcamientos de las Plantas por el Riego
Encharcamientos de las Plantas por el Riego evitan la oxigenación radicular

Humedad sí, pero no encharcamiento

Habitualmente regamos por necesidad, y si existe tal es por que el ambiente es seco. El sol, calor excesivo, viento o poca cobertura son los principales motivos para qe terminemos regando una planta.

Pero esos mismos factores son los que propician la aparición de distintas enfermedades fúngicas si no elegimos bien cuando y cómo hacerlo.

Además, aunque hay plantas que toleran cierto grado de encharcamiento, a la mayoría les viene fatal ya que impide una correcta oxigenación radicular.

A cada planta su riego:

A la hora de planificar el riego de plantas, es crucial tener claro las necesidades de cada una. No tiene sentido poner por ejemplo un cáctus junto a una tomatera!. Es evidente que no necesitan lo mismo y por exceso o defecto siempre habrá una «incómoda» o enferma.

Lo mismo es aplicable para los árboles y cualquiera de los elementos que integren nuestro Bosqe de Alimentos, Huerta o incluso las macetas de balcones y terrazas.

¿Cual es el mejor momento para regar?

Regar durante la horas de máximo calor es una tontería además de una temeridad. El agua se evaporará mucho más rápido por lo que la estaremos desperdiciando. Las mejores horas para regar son sin duda al atardecer ya que el suelo tendrá toda la noche para absorverla y las plantas menos estrés para ir asimilándola.

Otra cosa esencial a la hora de regar las plantas es el Cómo hacerlo. Como hemos dicho antes, el agua y el calor sirven para cultivar plantas, pero también hongos!. Por eso, es preferible evitar los riegos por aspersión en general, especialmente durante todo el verano. Como mucho unos microaspersores aunque, lo ideal sería instalar goteos para un máximo aprovechamiento del agua.

Optimizar el riego de plantas

El agua es un recurso cada vez más escaso y valioso. Máxime en los Bosques Comestibles Mediterráneos por lo que sectorizar y tener unos buenos programadores de riego en función de la presión del agua es esencial para su correcta gestión.

Ya hablaremos más pormenorizadamente de los tubos y programadores de riego, pero como base creo que te haces una idea ¿no?.

Recuerda compartir esta importante información y mantenerte en contacto suscribiéndote a nuestras publicaciones. Gracias por visitarnos y ¡Seguimos Plantándo!

Además de sobre el riego de las plantas, en bosquescomestibles.es te hablamos de:

Ciclo del Carbono

El Ciclo del Carbono (CO2), es un ciclo biogeoquímico por el cual el carbono se intercambia entre la biosfera, la litosfera, la hidrosfera y la atmósfera de la Tierra. Los conocimientos sobre esta circulación de carbono posibilitan apreciar la intervención humana en el clima y sus efectos sobre el cambio climático.

Ciclo de Carbono
El ciclo del carbono es un ciclo biogeoquímico

El carbono (C) es uno de los elementos más abundantes, trás el hidrógeno, el Helio y el oxígeno (O). Pero es sin duda, el más crucial para la vida.

La presencia del Carbono

Existen dos formas en la que este elemento está presente en la tierra:

La forma orgánica (presente en los organismos vivos y muertos, y en los descompuestos) y otra forma inorgánica (presente en las rocas).

 

El ciclo del carbono necesita  que descomponedores metabolicos presentes en los compuestos orgánicos de organismos muertos  agreguen nuevas cantidades de CO2 al ambiente. Debe añadirse la gran cantidad que llega a la atmósfera como producto de la actividad geológica de volcánes, de la erosión de las rocas  y quema de combustibles fósiles por parte del hombre.

Forma parte de los mares, el aire, las rocas, el suelo y cualquier ser vivo.

El Carbono y las Plantas
El Ciclo de Carbono y las plantas: el Dióxido de carbono se extrae del ambiente y es transformado en alimento.

El carbono y las plantas

En nuestra atmósfera, se combina con oxígeno en un gas llamado Dióxido de carbono.  Junto al Sol, mediante la fotosíntesis, el Dióxido de carbono se extrae del ambiente y es transformado en alimento.

El carbono es parte de los océanos, aire, rocas, suelos y seres vivos. El carbón no permanece en un mismo lugar, siempre está en movimiento.

El carbono y los animales

Mediante las cadenas tróficas, el carbono de las plantas circula hacia los animales herbívoros. Otros animales que se alimentan de ellos también obtienen el carbono.

El ciclo del carbono en la naturaleza circula desde las plantas y los animales al suelo

Cuando mueren, sus cuerpos, madera y hojas se descomponen e incorporan al suelo. Parte de las materias descompuestas quedan enterradas y tras millones de años, se convierten en combustibles fósiles.

De los seres vivos hacia la atmósfera

Cada vez que respiramos, liberamos CO2 a la atmósfera. Fauna y Flora se deshacen del gas de carbono mediante el proceso.

El carbono del los combustible del que hablamos va a la atmósfera cuando es quemado. Cuando quemamos esos combustibles para dar energía, la mayoría del carbón penetra la atmósfera rapidamente en forma de dióxido de carbono.

Cada año, se liberan a la atmósfera cinco mil quinientos millones de toneladas de carbono son liberadas de este modo.  Unos 3.300 mil millones  van a la atmósfera, y casi todo del resto se disuelve en los mares y Océanos.

El carbono circula de la atmósfera a los Mares

Los océanos y otros cuerpos de agua absorben parte del carbono de la atmósfera y los animales marinos lo usan para crear el material de sus esqueletos, conchas o caparazones.

El Dióxido de Carbono es un gas que atrapa al calor que hay en atmósfera. Sin este y otros gases, la Tierra sería un lugar congelado. Pero hemos quemado tantos combustibles que hoy día hay un 35-40% más CO2 en el aire que hace 150 años.

Según los datos obtenidos del hielo, nuestra atmósfera no contenia una cantidad semejante de carbono desde hace  425 000 años. El aumento de estos  gases de invernadero en la atmósfera, está haciendo que nuestro planeta se caliente.

También se mueve por nuestro planeta por el desgaste de las rocas en tierra que puede añadirlo al agua superficial, que puede entonces arrastrarlo al océano.

Luego, es removido del agua salada cuando las conchas y huesos de los animales marinos y plancton lo fijan en el fondo del mar. Esas conchas están hechas de caliza, que contienen en buena parte carbono. Cuando se depositan en el fondo es almacenado fuera del ciclo por grandes períodos de tiempo.El carbono puede al fin ser liberado de nuevo a la atmósfera cuando la caliza se va deshaciéndo fruto de los procesos naturales de erosión, tanto físicos como químicos.

¿Quieres Reducir tu Huella de Carbono o la de tu Empresa?

Además del Ciclo del Carbono, puede interesarte: