Qué son los Bosques Comestibles | Bosques de Alimentos

Qué son los Bosques Comestibles

¿Qué son los bosques comestibles? me preguntan a menudo. Parece algo difícil de entender y es en realidad mucho más sencillo de lo que algunos tratan de hacernos ver.

Cualquier ecosistema natural o ligeramente adaptado pero en equilibrio puede ser y de hecho es un Bosque de Alimentos.

Bosques que dan Comida, Refugio y Protección

Cualquier configuración boscosa natural es en realidad un bosque alimenticio para sus moradores, ya que es capaz de proveerlos de sustento y protección.  Éstos solo necesitan conocer el intrincado mundo de las relaciones bio-dinámicas que se establecen en cualquier entorno natural. Eso es lo que tratamos de acercarte con nuestras iniciativas y proyectos de conservación/ concienciación.

Cuando en la Red Ibérica de Bosques Comestibles emprendemos la tarea de iniciar un nuevo proyecto de re forestación, lo que hacemos en realidad es copiar “descaradamente” lo que en su día fue la propia naturaleza del lugar, replicarlo, dando mayor énfasis a lo que los nuevos moradores precisarán y, sobre todo a “ordenarlo” para que crezca y se desarrolle en armonía y equilibrio.

Esto mismo es lo que nuestros antepasados hacían de manera natural con el conocimiento que se traspasaban y que no sabemos muy bien como ni por qué lo hemos ido perdiendo.

Los Bosques Comestibles requieren grandes conocimientos

A menudo pensábamos (afortunadamente cada vez menos) que en los entornos rurales vivían las personas que por “cosas de la vida” carecían de conocimientos y preparación. Eran poco menos que “catetos” sin formación a los que se les trataba con cierto nivel de suficiencia e incluso muchos “urbanitas”,  se creían en ciertos aspectos superiores por tener algún tipo de estudios… bueno, ya me entendéis, no quiero decir que todos lo hicieran ni que todos los habitantes del campo sean unas lumbreras…

Tanto interés han tenido las “autoridades” en juntarnos para tenernos “controladitos”, que durante 100 años han ido privando al medio rural de oportunidades y frenando su desarrollo obligando a las personas a abandonar…

Bajo el pretesto de Preservar, se ha llevado a cabo políticas de abandono haciéndonos creer que conservar era igual a “no tocar”… nada más lejos de la realidad. Tocar es esencial, pero hacerlo desde el conocimiento y perdiendo ese estúpido sentido de la propiedad en el que nos educaron en pos de un sentido de lo colectivo y natural. Por el bien de los que están por venir a disfrutarlo.

De Bosques Abandonados a Bosques Comestibles

Por estos motivos, el campo se ha visto sometido a un insufrible y a mi parecer estúpido despoblamiento que ha traído como consecuencia el que las labores agrícolas, forestales, ganaderas, artesanales, arquitectónicas… que nuestros ancestros llevaban a cabo fueran cayendo en el olvido.

Como resultado tenemos que, actualmente el 75% de la población se concentra en grandes ciudades mientras el campo se descuida con todas las consecuencias que eso conlleva.

Esta situación nos hace cada vez más dependientes y nos obliga a “pagar por todo”, hemos olvidado colaborar, cultivar la tierra, hacer en definitiva… es que de verdad que parecemos tontos! jejeje

Animales, Plantas y Humanos en el Bosque

Nuestro empeño, es recuperar los conocimientos y dar un “empujoncito” con el que animar a todos los amantes de la naturaleza a conocerla, valorarla y sentirla. No como algo suyo, sino como algo a lo que pertenecemos y sin lo que no podemos vivir.

Es cierto que si vas a diseñar un Bosque de alimentos en el que van a vivir por ejemplo cinco personas y varios animales domésticos, tienes que dar “unas pinceladitas extra” e incorporar elementos algo exóticos para garantizar cierto nivel de autosuficiencia.

Pero sin duda, lo que nunca debes hacer es olvidarte de que allí viven, y con suerte vivirán cada vez más, animales y plantas propios del lugar de los que también te beneficiarás si logras ayudarlos y comprender sus necesidades.

El diseño de bosques comestibles es algo que requiere años de conocimientos.

Como todo en la vida, el conocimiento y la experiencia son lo más importante. Especialmente en una tarea multidisciplinar como esta en la que se precisan equilibrar tantas “conexiones” en ambientes muy diferentes.

Botánica, biología, arquitectura popular, artesanías y un montón de cosas más son imprescindibles para tener ciertas garantías de éxito.

La ilusión es importantisima, claro que sí. Pero debe quedarnos claro que el hacer un curso, taller y leer algunos libros no nos convertirá en ningún caso en buenos diseñadores de bosques, ni nos enseñará exactamente qué es.

Para saber de verdad lo es un bosque comestible hace falta mucho más. Es esencial contar con mucha experiencia con la que ver soluciones en los problemas- Leer la tierra y prever cómo se desarrollará un entorno determinado. Por eso es preferible contar con un buen asesoramiento de alguien con experiencia previa y que sepa poner en práctica las cosas además de saber contarlas… ya sabes:

“vale más un gramo de hacer que un kilo de decir”

Cualquier espacio puede ser un Bosque de Alimentos

En este caso, el tamaño importa, pero no tanto. Una pequeña terraza, balcón, azotea o patio también puede transformarse en jardín o bosque. aunque sea Micro. Las satisfacciones que nos dan serán Macro! No renuncies nunca a cultivar parte de tu alimento y medicina por falta de espacio.

La práctica necesaria para hacerlo, puede muy bien ser tu granito de arena en esta lucha por conservar ese conocimiento ancestral.

Recuerda que en la Red Ibérica de Bosques Comestibles te ayudamos a diseñar tu bosque de alimentos encantados y Grátis!!! solo haciéndote teamer de nuestra red en cualquiera de sus proyectos.