BOSQUE DE QUEJIGOS O QUEJIGAL | Tipos de Bosques en España

Bosques de Quejigos

Hay bosques de Quejigos de muy distintas características dentro de nuestras masas forestales. Aquí te hablaremos de los principales aspectos de los tres principales ecosistemas formados por nuestras tres variedades de quejigo.

El Quejigar de Quercus canariensis o Roble Andaluz

Los quejigares de Q. canariensis están especialmente bien representados en Andalucía Occidental y muy desdibujados si vamos acercándonos a Cataluña.

Son estos bosques los más exigentes en cuanto a temperatura y humedad por lo que no suelen dejar la influencia marítima donde prefieren las umbrías más frescas.

Vaguadas húmedas y bordes de arroyos del piso inferior, en general alternan con los Alcornocales y los desplazan en las situaciones más frescas.

Estos robles prefieren los terrenos silíceos en sus claros.  En las etapas degradadas son frecuentes los piornos, brezos y también en ocasiones el ojaranzo.

El Quejigal, Bosque de Quejigos
El Quejigar de Quercus canariensis o Roble Andaluz y los Quejigares de Quercus faginea

Los Quejigares de Quercus faginea

Son sin duda los más típicos y frecuentes de la península y se extienden desde Andalucía en la sierra de Ronda a las faldas de los Pirineos. Son estos arboles mucho más resistentes al frío que los de Quercus canariensis.  Requieren en cambio suelos más frescos y profundos que los encinares con los que frecuentemente entran en contacto. Aunque los quejigos se crían en cualquier tipo de sustrato, en los silíceos suelen jugar un papel secundario frente a Encinas y melojos.

Es solo en los suelos calizos donde forman bosques de alguna consideración. Especialmente en el cuadrante nororiental, en la misma localidad alterna a menudo con los encinares que ocupan las laderas más secas y el piso altitudinal Inferior.

Estas formaciones boscosas, en altitud, suelen ser reemplazadas por el pino albar.

En las hoces de la Serranía de Cuenca, los quejigares conviven con bosques más mesofiticos junto a avellanos y tilos en los fondos de las Hoces.

En el área natural que le corresponde el quejigo es frecuente que lo hallamos sustituido por el pino salgareño que a menudo ha sido extendido a sus expensas.

Los quejigares naturales, con frecuencia llevan asociados, serbales, cerezos mahaleb, aligustres. Por degradación pueden dar origen a extensos matorrales de Boj.

Bosques de Quercus faginea variedad broteroi

El último, y menos conocido de nuestros quejigos, es el Quercus faginea var. broteri. Es más exigente y menos resistente al frío que el anterior y por supuesto que el Quercus canariensis. Se extiende principalmente por el cuadrante suroccidental de la península. Prefiere los suelos silíceos algo frescos. Más que formando masas puras, se le encuentra asociado alcornoques y encinas en formaciones mixtas.

Además de leer sobre el bosque de quejigos pueden interesarte: