El Bosque Comestible de ECOCELAMA LÏL 2/3| Bosques de Alimentos en León

Bosque Comestible Ecocelama
Bosque de Alimentos Ecocelama
Esquema Básico distribución de especies en el Bosque Alimentos de ECOCELAMA LÏL

Villacelama sector Este

Esta parcela, al igual que la denominada como sector Oeste, ya se encuentra en parte reforestada, aunque debido a los problemas de suelo y el sistema empleado para ello los resultados no están siendo los esperados.

 Las características de un suelo muy empobrecido, el severo clima de la zona con rigurosos inviernos y Veranos calurosos y secos dificultan el normal desarrollo de las plantas.

Villacelama Bosque Comestible
Villacelama Bosque Comestible
Bosque Comestible en León
Bosque Comestible en León

Un Bosque de Alimentos, la Mejor Opción para Reforestar

Nada mejor que plantearse como hicieron los dueños en un caso como este el establecimiento de un Bosque de Alimentos para la naturalización y restauración del espacio desde el suelo.

Por suerte, esta parcela cuenta con una zona lagunar que permanece inundada y que permite el riego en las primeras edades de los árboles. De este modo, las plantas que se establezcan a partir de ahora, no solo crecerán más “felices”, además ayudarán a las que ya están a crecer de manera más vigorosa y saludable.

Área perimetral del Bosque Comestible

Para proteger el trabajo del interior, es importante crear en el interior un área lo más protegida posible. Por eso, creemos que una buena opción es plantar una combinación de Árboles de buen porte, con otros medianos, resistentes y capaces de soportar lo riguroso del clima a la vez que “protejan el interior”.

Claro, esto es más fácil decirlo que hacerlo y, hemos de tener en cuenta que no deberían ser exactamente las mismas especies las plantadas en la exposición Norte que en la Sur, por ejemplo.

Necesitamos que se adapten también al suelo y además, que sean especies productivas (aunque a nuestro modo de ver todas lo son).

Selección de Especies para el perímetro de la finca

En esta ocasión, de arboles elevados de gran porte para los arboles protectores (representados en color verde oscuro), combinada al 50% con especies de porte más arbustivo (en color verde claro).

La cara esterna, deberá resultar más protegida y por eso se ubicarán en ella conjunciones de especies resistentes a frío y viento como 
Pseudoplatanos, pinos, nogales y Tejos…

 Por la “cara interna” del perímetro, podremos intercalar por ejemplo Avellanos, Endrinos y Serbales con manzanos, Tilos y escaramujos.

 En las zonas perimetrales no orientadas al Norte, se plantarán las mismas especies seleccionadas para intercalar y con las plantaciones ya existentes para reducir el marco de plantación a la mitad!


Zona interna del Sector Este

 Lo principal comienza con el suelo, tratar de recuperarlo y dotarlo de autonomía cuanto antes, debe ser la prioridad….

 Es entonces necesario incluir en la mezcla de semillas para praderas unas especies capaces de atravesar la capa de arena inicial y prosperar abriéndo el camino para la recolonización del suelo por parte de la microfauna, flora bacteriana, micelios, etc… tan necesarios en un suelo saludable.

Deberemos incluir alguna especie fijadora de Nitrógeno, que aporten simplemente materia orgánica abundante como la Consuelda Rusa.

 Pero además, habrá que proporcionar a esas nuevas colonias de habitantes del suelo un ambiente adecuado,,,,, Incorporar buenas cantidades de paja en las primeras fases para proteger la jóvenes plantas, arbustos delicados y nutrir luego el suelo. Esta medida, es además beneficiosa para la pradera y su fauna al crear una “barrera aislante” entre la nieve y el suelo.

Dos sub-Sectores en la Parcela

Esta sección cuenta con dos áreas bien definidas. Una primera zona ubicada al Este de la zona inundable en la que la disposición de las plantas será naturalizada, con abundantes arboles de todos los tamaños.

La tierra al Oeste de la parcela, se reforestará con el fin de “achicar” el marco de plantación a la mitad en casi todo el área.

En ambos casos los árboles, frutales y arbustos irán acompañados por macizos de distintas especies aromáticas y medicinales. Igualmente comparten la mezcla de semillas sugerida para la pradera.

 La disposición en el croquis tiene en cuenta las diferentes cotas del terreno para “invitar al agua” a repartirse e infiltrarse permaneciendo en el suelo.

Establecimiento de praderas

A pesar de que ya se ha intentado ir introduciendo semillas para la pradera, pensamos que dadas las condiciones, puede ser buena idea emplear bolas de arcilla como forma de iniciar una reforestación, con muchas semillas diferentes para que se adapte un porcentaje suficiente que termine cubriendo los prados.

Mezcla de Semillas para Praderas

Con el fin de consolidar una pradera de la máxima calidad y con especies resistentes especialmente adaptadas a las condiciones y después de estudiar las posibilidades, por sintonía, funciones y aprovechamientos como forraje, aportes nutricionales, etc… la mezcla de simiente y las proporciones sugeridas son estas:

Trifolium subterraneum 25%

Retama sphaerocarpa std 1%

Agropyrum cristatum 4%

Cynodon dactylon 5%

Lolium westerwoldicum 3%

Festuca arundinácea 24%

Santolina rosmarinifolia 1%

Lavandula pedunculata 2%

Cistus ladanifer 1%

Melilotus officinalis 30%

Retama sphaerocarpa 4%

La Laguna del Bosque de Alimentos de Ecocelama Lïl

En esta ocasión, no recomendamos ninguna actuación inicial en esta zona y sus orillas. Tal vez una limpieza periódica de Juncos, eneas, etc… actuando cada año sobre un mínimo porcentaje. Tampoco estaría de más plantar algunos rodales de chopos, algún nuevo sauce y alisos en grupos de 7 u 8 pies/rodal.

 Toda la materia orgánica lograda servirá como materia prima para alimentar a las lombrices. También pueden cortarse e inocularse tronquitos de setas de ostra, shiitakes….

Las orillas, pueden mejorarse con la construcción de una rocalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *