Hongos Comestibles y Medicinales

setas comestibles

Los Hongos Comestibles y Medicinales vale la pena propiciar el desarrollo de estos organismos tan beneficiosos para la salud, la tierra y el espíritu.

Algunas setas tienen propiedades medicinales y son diversos los estudios científicos que han demostrado los efectos terapéuticos de los hongos.

1.069 consideradas como alimento y 470 especies consideradas medicinales y venenosas unas 170 especies, estando la mayoría relacionadas con las especies que se confunden con especies comestibles.

Hongos comestibles

Según Boa (2005) en el mundo hay 1.097 especies de setas consideradas solo como comestibles.

Poseen propiedades alimenticias excepcionales por su bajo contenido en calorías y grasas y son una importante fuente de vitaminas y minerales, por ejemplo potasio y magnesio, poseyendo un alto contenido proteico.

Este alto contenido proteico tiene, entre otras funciones importantes, la de suministro de nitrógeno y aminoácidos esenciales para el organismo humano.

El valor nutricional de los hongos es tan elevado que, cuando se compara con otros alimentos (carne, legumbres y tubérculos), solo está superado por la carne de cerdo, bovino y pollo y es comparable con la mayoría de las legumbres (Boa, 2005).

En términos nutricionales las setas contienen

Entre el 3 y el 5,5% de proteínas y entre el 0,1 y el 5,2% de glúcidos, además de lípidos, vitaminas y sales minerales, un contenido alimentario razonable.

Sin embargo, la realidad es que el organismo humano las aprovecha muy poco debido a la altísima cantidad de agua que contienen, entre el 90-95%, y a la baja digestibilidad que tienen (Llimona y col., 1990; Camarasa y col., 1993).

Estas peculiaridades han fomentado que numerosas dietas de adelgazamiento las contemplen en sus menús.

Nota: Muchas especies comestibles son venenosas cuando están crudas, pero pocas personas las comen en estas condiciones conllevando con ello que el riesgo de envenenamiento sea bajo.

Los principales usos medicinales de los hongos

Debido a las distintas propiedades medicinales asociadas a estos organismos son muchas las especies de hongos que se utilizan en la medicina tradicional, principalmente en los países asiáticos, o por quienes practican naturopatía (Pérez-Armendáriz y col., 2010; Boa, 2005).

  • Antibióticos: En el caso de Agaricus blazei, Hypsizygus marmoreus y Oudemansiella mucida,
  • Anti-inflamatorio: como son las especies Fomes fomentarius, Laetiporus sulphureus, Lenzites betulina, Marasmius androsaceus y Piptoporus betulinus,
  • Antioxidantes: antivirales, como son las especies Pholiota aegerita, Armillaria mellea, Dendropolyporus umbellatus, Ganoderma lucidum, Hericium erinaceus, Inonotus obliquus y Volvariella volvacea.
  • Antitumorales: caso de Pleurotus pulmonarius, de Boletus edulis y de Lentinula edodes.
  • Reguladores de la presión sanguínea: como Auricularia auricula-judae, Flammulina velutipes y Pleurotus ostreatus.
  • Desordenes cardiovasculares: hipercolesterinemia, como la especie Grifola frondosa; antidiabético; inmuno-moduladores; tónico renal; hepatoprotectores, como es el caso de las especies Ganoderma lucidum y Lentinula edodes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *