Bosque Comestible de las Sabinas

bosque comestible Las Sabinas
LAS MOTIVACIONES Y LOS INICIOS

Hemos decidido incorporar a ésta Permacélula un Bosque de alimentos que nos permita incrementar la cosecha de comida e incorporar una familia más a éste proyecto de Permacultura Urbana en La Casa del Pozo.

Bosque Comestible Las Sabinas, Cadiz España
Bosque comestible Las Sabinas, Cádiz.
Será el primero de espero que muchos otros Bosques Comestibles.
La idea inicial es que además de ser restaurado para nuestra autosuficiencia y dado su reducido tamaño para plantearse producciones significativas,sirva como vivero, centro de propagación y Banco de Semillas Libres de ésta misma Red.
Servirá nuestro Bosque Comestible junto al Maceto-Huerto para abastecernos de hortalizas y otros productos como leña, setas o miel. Productos que conservaremos o consumiremos frescos y cuyos excedentes podremos vender en la Tienda de la Casa del Pozo o repartir entre otros miembros que se vayan sumando a ésta Permacélula en Cádiz.

Por fin podremos incrementar el número de Lechos en Producción para Transformar los «resíduos» en Humus de Lombriz.
Seguiremos experimentando para que nuestro trabajo en Sastrería Vegetal como Consultores en Permacultura siga mejorando cada día.

 En el Bosque Comestible de las Sabinas

Surtirá también de Plantas Aromáticas y Medicinales al taller de Cosmética Natural de La Casa del Pozo en donde elaboramos Aceites Esenciales, jabones terapéuticos, Cremas, ungüentos, bombas de baño y mucho más. Hasta ahora, y dadas las escasa producciones que teníamos solo podíamos abastecernos a nosotros mismos y a algunos familiares y amigos. Ahora podremos continuar con nuestras eficaces elaboraciones personalizadas y ampliar considerablemente la oferta de unidades para vender o intercambiar.

Ampliará también nuestras posibilidades de obtener nuevos elementos para los talleres de Bisutería, Pintura, téxtil, carpintería….

Cosecha en el Bosque Comestible de las Sabinas

Nos posibilitará además incrementar el número de gallinas y probablemente incorporar codornices y patos que intentaremos que vivan felices junto a nosotros en el estanque que les vamos a construir.

Servirá además como espacio de enseñanza bosque comestible de las Sabinas

y experimentación para mi compañera y arquitecta Carolina Gardiol y su Proyecto de Arquitectura Komestible.
Hace casi 20 años que guardo semillas y ahora las podremos catalogar debidamente y aumentar la colección para propagar e intercambiar semillas en encuentros y online además de surtir de plantas en la creación de nuevos Bosques Comestibles.
Nos brindará la oportunidad de preparar nuevas recetas que probar y compartir contigo en nuestro pagina de Recetas de Permacultura.
Éste maravilloso Bosque de Alimentos nos proporcionará inspiración y un montón de nuevos amigos!!!
Permanece atenta y se Bienvenida a nuestra casa.
Nos gustaría que nos acompañaras en el camino del Diseño de éste Bosque Comestible desde el principio y por eso trataremos de mantenerte informada sobre las evoluciones del mismo.
Agradecemos la difusión que le des al proyecto y por supuesto que te animamos a participar y acompañarnos en éste desafío.
No olvides Unirte a nuestro Grupo de Teaming y contribuir con 1 sólo €uro al mes en mantener viva La Casa del Pozo. Con ello ayudas también a mantener en funcionamiento nuestra plataforma online sobre Permacultura y todos los Blogs cuyos enlaces puedes seguir en ésta entrada y algunos más.
Puedes comprobar la gran cantidad de trabajo que tenemos y lo importante que es sumar al menos otra familia al proyecto y en definitiva por qué sentimos está  enorme ilusión en la implantación de
éste Bosque Comestible de las Sabinas y seguir adelante con todo lo que ello supone.

Reforestación en el Bosque de Alimentos de las Sabinas

Como a todo, una de las cosas que más nos motiva a la hora de emprender la restauración vegetal, es imaginar los cambios que se producirán en el tiempo a todos los niveles si somo capaces de implicarnos y trabajar duro.

Hasta ahora apenas tuvimos tiempo de arremeter los muchos proyectos planteados hasta llegar a la configuración final de éste Bosque de Alimentos en la provincia de Cádiz.

Más allá de algunas actuaciones de resiembra, algunos nuevos arboles como olivos, algarrobos, cipreses y bastantes aromáticas dispuestas siguiendo las «escamas» diseñadas. Mucha observación e ideas que, ahora nos disponemos a iniciar para que sirva de modelo a nuevos integrantes de la Red con problemas similares en sus espacios agroforestales.

Frenar La Erosión en el Bosque Comestible de las Sabinas

Diseño del Bosque Comestible

Lo primero, tras observar mucho, recopilar datos sobre clima, suelo, entorno, necesidades…. para «arrancar» con el diseño es medir detalladamente y lograr un plano en el que representamos las curvas de nivel.

Éste es fundamental para hacernos una idea general de los puntos de acumulación, drenaje, escorrentías, etc…

Cuando ya tenemos un buen montón de información representada en papel y siempre a nuestro alcance, ideamos el mejor modelo para nuestro futuro Bosque de frutales según las posibilidades del terreno, nuestros recursos y expectativas.

Sectorizar y tratar cada espacio de manera independiente es fundamental. Igualmente, consideramos básico establecer una red de vereda/s por las que transitaremos siempre que podamos. Dicha red de senderos, nos debe dar acceso a todos los rincones de la finca para acometer los trabajos que hay que efectuar periodicamente. Buen acceso, sencillez en su construcción (o al menos marcarlo sobre el terreno. Nosotros hemos ido plantando aromáticas y algunos arbustos y arboles «salteados» en las zonas laterales para tenerlo siempre claro y no meter la pata.

Diseñar un Bosque Comestible sobre el papel, es siempre divertido y te permite imaginar con los apuntes delante multitud de lugares y escenarios. Interacciones entre el suelo, el agua, la flora y la fauna que compartirán el lugar con nosotros.

Unos primero bocetos sobre nuestra idea van a ayudar siempre. No importa que después tengamos que modificar algunas cosas, adaptarse también forma parte del proyecto.

 

Dibujamos cada uno de los sectores por separado y también hacemos algunos bosquejos generales.

Es muy interesante llevar al día una especie de «inventario» de flora, fauna, ubicaciones…  anotar todo y representarlo en el papel en la medida de lo posible. Arboles y Arbustos, vallados, construcciones, puntos de agua, senderos, depósitos, estanques, cursos de agua, puntos de conexión y lugares especiales de esos a los que podemos poner nombre en nuestros corazones.

Hacer lista de especies para el bosque de alimentos

Vemos lo que tenemos, lo que no tenemos y completamos nuestras listas de especies como siempre, diferenciando sectores y escogiendo según clima, suelo, exposición de la zona, estratos, disponibilidad de agua….

Llegado el momento, es hora de determinar qué especies introduciremos en primer lugar, arbustos, praderas o arboles, qué trabajos acometeremos y en qué orden lo haremos.

As lo hicimos y por fin hicimos el pedido de plantas a nuestros viveros de confianza!!!. Comenzamos a hacer los agujeros (en este caso de unos 30×50 cms) y, mientras esperábamos la fecha de recibir los arboles, dejamos que se meteorizaran. Hicimos algunos trabajos para frenar la enorme erosión y permitimos a la pradera natural seguir expandiéndose a partir de algunas semillas y tepes preparados por nosotros mismos en La Casa del Pozo.

Llegaron los Arboles

Finalmente llegó el ansiado momento de recibir las primeras plantas!!!! gracias a La Empresa Evora Marketing «Arboles con apellido» juntamos unas ¡¡¡300 plantas para esta primera reforestación!!!.

Después toca superar algunas adversidades laborales, físicas (no olvidemos que todo requiere trabajo y esfuerzo físico), mecánicas y climáticas, tras varios viajes con el remolque repleto de arboles, tutores, protectores, herramientas, paja y algunas máquinas. Especialmente la ahoyadora que tanto trabajo nos ha quitado y a la que ya apreciamos como a una amiga más a la que cuidamos y mimamos para agradecer su lealtad y buen hacer.

Plantando los Arboles

Una vez plantados los 300 arbolitos, en un primer momento (sobre todo en este tipo de terrenos) deberemos ayudar un poco proporcionando un poco de acolchado, humus de lombriz. Más paja y un buen riego si fuera necesario para asentar la tierra alrededor de las raíces y reducir el estrés producido por la plantación.

Seguiremos añadiendo paja y Humus, mejorando las praderas y dando forma a las escamas del diseño. Con cariño, trabajo e ilusión hemos dado un primer paso esencial para el establecimiento de este Bosque Frutal.

Ahoyadoras

 

 

Si te ha gustado el Bosque de las Sabinas, te interesarán:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *