BOSQUE DE ENCINAS O ENCINAR

Bosques de Encinas o encinar

Los encinares forman los bosques naturales de la mayor parte de la zona mediterránea y en las solanas laderas más térmicas de la zona atlántica. Estos últimos suelen llevar, Laurel y son frecuentes sobre todo en los crestones y laderas pedregosas calizas más secas.

Dónde hay bosques de encina

Se extienden estos bosques de encinas desde el nivel del mar donde el protagonismo corresponde a Quercus ilex, hasta los 1400 metros sobre el nivel del mar y en algunas montañas las planicies del interior. En la zona continental la encina que aparece es la Quercus ilex rotundifolia.

Este árbol puede subir a mayor altitud pero ya de manera aislada sin formar grandes masas.

Los encinares costeros de las zonas litorales son extraordinariamente ricos y variados con muchos arbustos y lianas. Suelen llevar asociadas zarzaparrillas, selvas hiedra,, durillo, rusco, etc…

En el suroeste peninsular se intercalan con olivos silvestres o sea acebuches.

Los encinares Baleares son también particularmente ricos. llevan alguna especie característica de las islas como el ciclamen balear

Hacia el interior de la Península Ibérica se van empobreciendo progresivamente. A medida que se acentúan las características continentales del clima desaparecen una gran parte de las especies forestales y pre forestales más sensibles al frío.

Encinar, Bosque de Encinas
Encinar. Imagen típica de un Bosque de arboles Quercus ilex

El encinar en suelos silíceos

Los encinares continentales sobre suelos desprovistos de cal suelen ser ricos en enebros. y son sustituidos altitudinalmente y en las laderas más frescas por los melojares.

Este fenómeno se puede apreciar perfectamente en la Sierra de Guadarrama. Allí los suelos son tan pobres y las condiciones ambientales tan extremas para la vida vegetal que la variedad de matorrales acompañantes se limita a poco más que a la Jara común y el romero. Este tipo de matorral suele ocupar los falderos del encinar.

Encinares en suelos calizos

Sobre suelos calizos ocurre algo parecido, especialmente cuando ascendemos por encima de los 900 m sobre el nivel del mar. Las encinas se ven entonces acompañadas frecuentemente por sabinas albares. La pobreza en arbustos se hace tan acusada que la misma carrasca (que no es más que una encina achaparrada) dominas casi en solitario las primeras fases regresivas  junto a matorrales de aulagas, tomillo y espliego.

Los encinares están perfectamente adaptados al clima mediterráneo cálido.  Son desplazados por Quejigares , Alcornocales. Robledales cuando el clima se hace más húmedo y los suelos más profundos y frescos.

En el sureste,más árido por falta de lluvias y en algunas zonas endorreicas no cuenta la encina con las condiciones adecuadas para su desarrollo.  En estas ocasiones suele faltar cualquier otro tipo de bosque.

También en las dunas fijas y arenales costeros es sustituida por sabinares, pinares de pino piñonero y enebrales.

Además del bosque de encinas te hablamos sobre: