Bosques en Cádiz

Conoce los Bosques de la Provincia de Cádiz y disfruta durante un rato de la naturaleza de esta sorprendente Provincia Española. Ese es el Objetivo de este artículo tan forestal:

Acércate a los Bosques en la provincia Gaditana, sus árboles más singulares o los Espacios Protegidos de Cádiz en sus diferentes figuras.

Bosques en la Provincia de Cádiz

Estos son algunos de los Bosques más característicos que podemos visitar en la Provincia.

  • Bosque de Pinsapos o Pinsapar de Grazalema

En el corazón de la Sierra de Cádiz, concretamente en la Reserva del Parque Natural Sierra de Grazalema.
Ubicado entre las provincias de Cádiz y Málaga, concentrada ésta masa forestal en la Sierra del Pinar entre las localidades de Grazalema, Benamahoma y Zahara de la Sierra.

Lo especial de este bosque prehistórico es su orientación sur que le permite “atrapar” las nubes procedentes del Estrecho. Eso es lo que convierte a ésta zona en digna acreedora del título de punto con mayor cantidad de precipitaciones de la península.

Esto convierte estas laderas en el hábitat ideal para ésta especie de Abeto único en el mundo, Hablamos del árbol conocido como  Pinsapo (Abies pinsapo) , una joya botánica milenaria del período Cuaternario que representa la flora ibérica original.+ Info: www.turismograzalema.com/blog/solicita-permisos-senderos-restringidos/

 

  • Bosque en Castellar de la Frontera y finca La Almoraima

Cuenta ésta finca con una superficie de 14.113 hectáreas. Es la finca más extensa de España, y su mayor parte está dentro del Parque Natural Los Alcornocales, y ocupa el 70% de la superficie del municipio de Castellar.

Su historia comienza desde los Duques de Medinaceli 1789, hasta que Ruiz Mateos la adquirió en 1973. En 1983 pasó al Patrimonio del Estado.

Este bosque está compuesto por grandes áreas de alcornocales y quejigos o Roble Andaluz. En medio de la finca, y sobre el embalse de Guadarranque se alza la Fortaleza Castillo de Castellar de la Frontera, del siglo XIII y origen almohade. + Info: www.castellargp.es

 

  • Parque Metropolitano Marisma de Los Toruños y Pinar de la Algaida.

Forma parte de la red Natura 2000 y Zona de Especial Protección para las Aves.
Es una pequeña península formada por el río Guadalete con 1.000 hectáreas y 30 kilómetros de senderos dentro del Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Ubicado entre los términos municipales de El Puerto de Santa María y Puerto Real, y de la desembocadura del río San Pedro. Está dominado por árboles como sabinas, lentiscos, retamas, y animales como garza reales, mosquiteros, lavanderas, currucas, tarabillas, petirrojos. Se destaca la presencia del camaleón, varias especies de lagartijas y culebras como  la bastarda, de herradura y de escalera, etc. +Info: www.juntadeandalucia.es/avra/parque-torunos/

Espacios Protegidos en Cádiz

Espacios Naturales Protegidos

 

  • Parque Natural de los Alcornocales

Conocido también como “la selva virgen de la península ibérica” declarado en 1989. Reparte sus 173.619 hectáreas entre los municipios gaditanos de Alcalá de los Gazules, Algar, Algeciras, Arcos de la Frontera, Benaocaz, Castellar de la Frontera, El Bosque, Jerez de la Frontera, Jimena de la Frontera, Los Barrios, Medina Sidonia, Tarifa, Ubrique y Cortes de la Frontera ( Málaga).
El principal valor ecológico de este territorio es el alcornocal el más grande de la Península Ibérica y el mejor conservado del mundo.

Algunas de las especies acompañantes son:

A este bosque se suman las últimas reliquias de vegetación subtropical con especies exclusivas de helecho, musgos como el Psilotum nudum, joya de la botánica, y de las mayores concentraciones de buitre leonado en la Península. Se destaca tambien el búho real o gran Duque, el halcón peregrino, cernícalos, alimoches, azores, gavilanes, y diversas águilas entre culebreras, perdiceras, calzadas, imperiales y reales. Aves granívoras como el petirrojo, el chochín, el mito y el herrerillo; insectívoras como el ruiseñor, el abejarruco, la golondrina y el vencejo +Info: www.cadizturismo.com/contacta-con-nosotros/cadiz/centro-de-visitantes-el-aljibe-pn-los-alcornocales

 

  • Parque Natural del Estrecho

Desde el 2003 (18.910 hectáreas) desde la punta de Gracia en el término municipal de Tarifa hasta la punta de San García en el término municipal de Algeciras, forma parte de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo. Dentro del parque natural se encuentra las ruinas de Baelo Claudia.
+Info: waste.ideal.es/parquedelestrecho.htm

 

  • Parque Natural de la Bahía de Cádiz

espacio natural protegido desde 1989 (10.522 hectáreas) se extiende entre los municipios de Cádiz, San Fernando, Puerto Real, Chiclana de la Frontera y El Puerto de Santa María. Limita con el Parque Nacional de Doñana y el Estrecho de Gibraltar, lo convierte en una pieza clave del sistema migratorio de multitud de aves acuáticas. Comprende marismas, playas, pinares, arenales y zonas de matorral. + Info: www.andalucia.org/es/espacios-naturales/parque-natural/bahia-de-cadiz/

 

  • Parque Nacional y Natural del Entorno de Doñana

(122 487 hectáreas). Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1994, considera la mayor reserva ecológica de Europa. Comprende tanto el parque nacional creado en 1969 como el parque natural también llamado parque natural del Entorno de Doñana o preparque desde 1989. En el parque predomina una vegetación de:
Pino piñonero
Romero
Tomillo
Cantueso
Jara
Brezo
Tojo
Lentisco.

Se distingue por su gran extensión de marismas que acoge especies de aves acuáticas, que suelen alcanzar cada año los 200.000 individuos y contemplar más de 300 especies diferentes como: el flamenco, la cigüeñela, la avoceta, el pato colorado, el ánsar común, la cigüeña blanca y la negra. Otras especies animales que encontramos es el meloncillo, el zorro, el jabalí, el cangrejo rojo, tortuga mora, el camaleón, el lince ibérico ( Centro de Cría de El Acebuche, programa de cría en cautividad). Y se conservan dos razas autoctonas de équidos: el caballo marismeño y el caballo de las retuertas considerado la raza de caballo más antigua de España y Europa.
+Info: www.donanareservas.com/es/donana/

 

  • Parque Natural de la Sierra de Grazalema

(53 411 hectáreas), situado entre el este de la provincia de Cádiz y el sur de la provincia de Málaga, es el lugar donde se registra uno de los mayores índice de pluviosidad de la Península Ibérica. Declarado como Reserva de la Biosfera en 1975 por la Unesco y zona de Especial Protección para las Aves por la Unión Europa.
Además del Pinsapar encontramos bosques de encinas o encinar acompañados por:
Alcornoques
Acebuches
Algarrobos
Majuelos
Matagallos
Madroños
Esparregueras, etc.

Entre la fauna se destaca la presencia de la cabra montesa, ciervos, corzos, zorros, ginetas, meloncillos, salamandra común, el sapillo pintojo mediterráneo, el sapo común, etc.
+Info: www.andalucia.org/es/espacios-naturales/parque-natural/sierra-de-grazalema/

 

  • Parque Natural de la Breña y las Marismas de Barbate

(5.000 hectáreas). Su distribución va desde Barbate a Caños de Meca y Vejer de la Frontera. Incluye dentro de él, una franja marina de 1.113 hectáreas de gran riqueza piscícola (producción almadrabera)
En este parque se diferencian cinco ecosistemas: marino, acantilado, pinar, marismas y sistemas dunares. Sobresale el Pinar de la Breña, un imponente bosque de pino piñonero acompañado de árboles como:
Sabinas
Enebros
Jaguarzo
Lentisco
Romero
Ruda
Retama
Gayomba
Bufalaga (Thymelaea hirsuta)
Carrasco

Es un lugar estupendo para la observación de aves debido a su ubicación en las rutas migratorias y zona de nidificación como son los acantilados. Dicho ecosistema que acoge un importante número de pajareras. que buscan nidos destacándose las colonias de gaviotas argéntea y de garcillas bueyera. Encontramos también: ánade real, focha común, garza real e imperial o grulla común, bisbita campestre ( las únicas poblaciones en la Unión Europea), grajillas, y rapaces como el halcón peregrino, águila pescadora y cernícalo vulgar.
+Info: www.barbate.net/que-ver/parque-natural-brena

Arboles de Cádiz

Arboles Singulares y Monumentales de Cádiz

Acebuche de Berlanguilla en el término municipal de Jerez de la Frontera. Su fuste es recto y su perímetro pasa de 3 metros, medidos a 1,30 de altura, hasta los 10,30 de la peana. La copa, de aspecto circular aunque algo aparasolada, es densa y eleva al árbol hasta los 11,25 metros de altura.

Acebuche de El Pimpollar en el término municipal de los Barrios, el fuste es de 3 metros de perímetro, la copa es aparasolada y se eleva hasta los 15 metros de altura.

El Acebuche de la Ciudad Romana de Ocuri, en el término municipal de Ubrique, el fuste, recto y corto, supera los 4 metros de perímetro.

Acebuche de los Ahijones Altos, en el Término municipal de Alcalá de los Gazules, sobresalen
los 5 metros de perímetro de tronco medidos a 1,30 de altura, de copa es aparasolada, con una proyección de unos de 350 m2.

Acebuche de Los Cuquillos, desde la carretera que une Arcos con Algar de perímetro de su base es 10,60 metros, de la cruz parten tres ramas, dos de las cuales se elevan hasta más de 12 metros de altura.

Acebuche del Marqués en el término municipal de los Barrios, el perímetro del tronco es de 7 metros, con un alto valor histórico, ya que su propietario fue el Marqués de Laso de la Vega.

Agracejo de Las Hermanillas en el término municipal de los Barrios, de 2 metros de perímetro de tronco, y su altura es superior a los 10 metros.

Alcornoque de Chirina en el término municipal Castellar de la Frontera, su altura alcanza los 25 metros, con un fuste recto y elevado hasta los 8,25 metros.

Alcornoque de Rojitán, término municipal de Jerez de la Frontera. Árbol centenario que se distingue por su formidable tamaño y por no haber sido nunca descorchado; se le puede apreciar en su corcho grietas de hasta 20 centímetro; su fuste es corpulento y recto.

Alcornoque del Camino de las Playeras, término municipal de Arcos de la Frontera. El perímetro del tronco, medido a 1,30 del suelo, asciende a 5,20 metros, longitud de circunferencia extraordinaria explicada en parte por no haber sido nunca descorchado.

Arce del Dornajo, término municipal de Benaocaz, la particularidad de este árbol es el considerable tamaño para la especie y la rareza en Andalucía, supera los 10 metros de altura y el perímetro del tronco es de 1,6 metros.

Chaparro Alto ( Alcornoque), término municipal de San José del Valle. De fuste recto que se ramifica a gran altura, 6 metros, y las ramas continúan la verticalidad del fuste, alcanzando una altura de 24 metro.

Chaparro de las Ánimas, término municipal de Grazalema. El corcho de este alcornoque se destinaba tradicionalmente para pagar el aceite que se utilizaba en las iglesias de Grazalema para las lámparas dedicadas a las Ánimas Benditas, con un fuste magnífico de 5,20 metros de perímetro.

Chaparro del Cortijo El Chapatal, término municipal de Castellar de la Frontera, de excepcionales dimensiones y su avanzada edad, estimada en más de 400 años. El tamaño del fuste es de 6 metros el perímetro.

Drago de Puente Mayorga, término municipal de San Roque. Se dice que su edad es la del municipio de San Roque pues fue plantado tras su fundación, hacia el 1704.

Encina del Llano de Palas, situada en Algodonales. Se le calcula una edad de se estimada de unos 400 años de edad. El tamaño es imponente, con más de 4 metros de perímetro de fuste.

Laurel de Huerta Grande, término municipal de Algeciras, con un fuste corto, sólo 0,5 metros de altura, pero con una diferencia entre la longitud de circunferencia de la peana y bajo la cruz, 3 y 2 metros respectivamente.

Mesto del Encinar de Vicos (híbrido entre alcornoque y encina). se ubica en el término municipal de Jerez de la Frontera, su fuste tiene una longitud de circunferencia superior a los 4 metros.

Pinsapo de la Vereda del Taramal, situado en el término municipal de Grazalema, alcanzando una altura de 20 metros, el fuste, recto y grueso, mantiene una gran copa cónica.

Piruétano de Berlanguilla, un especímen localizado en el término municipal de Jerez de la Frontera, con un fuste de 1,70 metros de altura, parten dos ramas maestras que desarrollan una copa esférica de unos 10 metros de diámetro.

Quejigo de La Nava, en el término municipal de Los Barrios. El grosor de su fuste es aproximadamente de 3,60 metros de perímetro.

Era uno de los arboles que el Marqués de Laso de la Vega protegía del carboneo por su extraordinaria belleza y porte.

Taraje de Navalsalado, en el término municipal de Olvera, alcanza una altura superior a los 9 metros. Su fuste, de color rojizo y con una longitud de circunferencia que casi llega a los 4 metros.

Bosque de Ribera, Galería o Soto | TIPOS DE BOSQUES

Los bosques de ribera, también llamados sotos o Bosques en galería, suelen encontrarse en los fondos de los valles. Habitualmente se sitúan en los bordes de los cauces de los ríos y arroyos, ya sean permanentes o estacionales.

 

Sotos o Bosques en Galería
Sotos o Bosques en Galería

Los dos tipos principales de Bosques de ribera 

 En la región mediterránea los bosques en Galería representan enclaves de bosques caducifolios, Cuentan con relativa humedad del suelo durante casi todo el año.

Sotos o Bosques de ribera con Influencia Atlántica

 Estas ubicaciones, les permiten evitar el largo periodo de sequía estival tan característico del clima mediterráneo. Estos bosques están formados por sauces, alisos, fresnos, Olmos, y a veces también por melojos, abedules y avellanos.

Bosques con Influencia Atlántica
Hoja de Aliso, Bosques de Ribera con Influencia Atlántica

 Por lo que respecta a los bosques, el norte y occidente, con un clima de influencia oceánica y predominio de terrenos silíceos, abundan sobre todo las alisedas con algunos sauces como acompañantes secundarios.

Bosques de ribera con influencia mediterránea

 A medida que vamos hacia el sur,  la constancia de la humedad empieza a disminuir en las zonas se vuelven mas áridas, por lo que en la mitad meridional de la península entran en crisis estos bosques y dan lugar a otros muy similares pero con variación de especies mejor adaptadas.

Imagen del Bosque Mediterráneo
Bosques Mediterráneo

  La aridez viene a menudo acompañada por un aumento de la concentración de sales en el suelo. Dadas las condiciones nos encontramos con formaciones arbustivas de tamariscos, adelfas, carrizos a veces acompañados por algún brezo en suelos silíceos no salinos, como los de Sierra Morena, Montes de Toledo o Punta Mujeres en Sierra morena.

Otros Bosques de ribera o galería según el tipo de localización

 En el interior de la Península sobre todo en los terrenos margosos y arcillosos son más frecuentes las olmedas, y choperas acompañadas en ocasiones fresnos y sauces.

 

Bosques de ribera del sur de la península Ibérica

En los fondos de los Valles graníticos y en las primeras de terrenos silíceos existen formaciones muy típicas de fresno con melojo. Fundamentalmente al pie de las Sierras interiores como la de Guadarrama.

En las características Hoces protegidas de la Serranía de Cuenca, cómo bosque ribereño encontramos formaciones mixtas de tilo y avellano, junto a  sauces y Olmos Montanos.

En la zona atlántica, además de las alisedas existen Bosques de este tipo que ocupan las zonas húmedas con suelos más ricos y profundos.

Características son también las fresnedas con avellanos o bosques mixtos en los que predomina frecuentemente el fresno de hoja ancha o Fraxinus excelsior, junto con arces, carballos y olmos montanos. En éstos, el sotobosque es muy rico en helechos a menudo de gran talla.

Bosque de Abetos o Abetal | TIPOS DE BOSQUES

Los Bosques de abetos o abetales y pinsapares:

La configuración, situación y especies que conforman los bosques de abetos peninsulares es muy diferente.

Los Bosques de  Abeto blanco se sitúan en las laderas frescas y con suelo profundo de las faldas pirenaicas y forman masas puras rara vez mixtas acompañados con el Haya.

En altitud se extiende desde los 700 a los 1800 metros pero sus principales masas en los valles más húmedos.

En altura con frecuencia convive con el pino negro.

Estos abetales llevan a veces asociadas masas de  Acer platanoides y  hayedos. Estos Bosques tienen un claro significado eurosiberiano.

Bosque de Pinsapo o Pinsapar
Imagen de un Bosque de Pinsapo o Pinsapar.

El pinsapar o Bosque de pinsapo

Este ecosistema donde los pinsapos son los protagonistas, constituye una verdadera reliquia del terciario que ha quedado preservado casi milagrosamente en unas cuantas Sierras de Málaga y Cádiz.

Merece la pena visitar la Sierra de Grazalema o la Sierra de las Nieves para disfrutar de la hermosura de esta especie única.

Los pinsapares de la provincia de Cádiz están emparentados muy de cerca con los abetales norteafricanos,. de la cadena del Atlas (Abies pinsapo marrocana).

Crecen estos abetos en las laderas orientadas al norte y en suelos de naturaleza caliza. En su transición, se pone en contacto y forman a veces comunidades mixtas con quejigos y encinas.

Entre las especies leñosas que le acompañan en sus bosques se cuentan el Majuelo, Agracejo, Rusco, Durillo, Hiedra y Torvisco.

Además de los Bosques de abetos Ibéricos, pueden interesarte:

Bosque de Encinas o Encinar | Bosques Comestibles

Los encinares forman los bosques naturales de la mayor parte de la zona mediterránea y en las solanas laderas más térmicas de la zona atlántica. Estos últimos suelen llevar, Laurel y son frecuentes sobre todo en los crestones y laderas pedregosas calizas más secas.

Dónde hay bosques de encina

Se extienden estos bosques de encinas desde el nivel del mar donde el protagonismo corresponde a Quercus ilex, hasta los 1400 metros sobre el nivel del mar y en algunas montañas las planicies del interior. En la zona continental la encina que aparece es la Quercus ilex rotundifolia.

Este árbol puede subir a mayor altitud pero ya de manera aislada sin formar grandes masas.

Los encinares costeros de las zonas litorales son extraordinariamente ricos y variados con muchos arbustos y lianas. Suelen llevar asociadas zarzaparrillas, selvas hiedra,, durillo, rusco, etc…

En el suroeste peninsular se intercalan con olivos silvestres o sea acebuches.

Los encinares Baleares son también particularmente ricos. llevan alguna especie característica de las islas como el ciclamen balear

Hacia el interior de la Península Ibérica se van empobreciendo progresivamente. A medida que se acentúan las características continentales del clima desaparecen una gran parte de las especies forestales y pre forestales más sensibles al frío.

Encinar, Bosque de Encinas
Encinar. Imagen típica de un Bosque de arboles Quercus ilex

El encinar en suelos silíceos

Los encinares continentales sobre suelos desprovistos de cal suelen ser ricos en enebros. y son sustituidos altitudinalmente y en las laderas más frescas por los melojares.

Este fenómeno se puede apreciar perfectamente en la Sierra de Guadarrama. Allí los suelos son tan pobres y las condiciones ambientales tan extremas para la vida vegetal que la variedad de matorrales acompañantes se limita a poco más que a la Jara común y el romero. Este tipo de matorral suele ocupar los falderos del encinar.

Encinares en suelos calizos

Sobre suelos calizos ocurre algo parecido, especialmente cuando ascendemos por encima de los 900 m sobre el nivel del mar. Las encinas se ven entonces acompañadas frecuentemente por sabinas albares. La pobreza en arbustos se hace tan acusada que la misma carrasca (que no es más que una encina achaparrada) dominas casi en solitario las primeras fases regresivas  junto a matorrales de aulagas, tomillo y espliego.

Los encinares están perfectamente adaptados al clima mediterráneo cálido.  Son desplazados por Quejigares , Alcornocales. Robledales cuando el clima se hace más húmedo y los suelos más profundos y frescos.

En el sureste,más árido por falta de lluvias y en algunas zonas endorreicas no cuenta la encina con las condiciones adecuadas para su desarrollo.  En estas ocasiones suele faltar cualquier otro tipo de bosque.

También en las dunas fijas y arenales costeros es sustituida por sabinares, pinares de pino piñonero y enebrales.

Además del bosque de encinas te hablamos sobre:

Bosque de Quejigos o Quejigal | Tipos de Bosques en España

Hay bosques de Quejigos de muy distintas características dentro de nuestras masas forestales. Aquí te hablaremos de los principales aspectos de los tres principales ecosistemas formados por nuestras tres variedades de quejigo.

El Quejigar de Quercus canariensis o Roble Andaluz

Los quejigares de Q. canariensis están especialmente bien representados en Andalucía Occidental y muy desdibujados si vamos acercándonos a Cataluña.

Son estos bosques los más exigentes en cuanto a temperatura y humedad por lo que no suelen dejar la influencia marítima donde prefieren las umbrías más frescas.

Vaguadas húmedas y bordes de arroyos del piso inferior, en general alternan con los Alcornocales y los desplazan en las situaciones más frescas.

Estos robles prefieren los terrenos silíceos en sus claros.  En las etapas degradadas son frecuentes los piornos, brezos y también en ocasiones el ojaranzo.

El Quejigal, Bosque de Quejigos
El Quejigar de Quercus canariensis o Roble Andaluz y los Quejigares de Quercus faginea

Los Quejigares de Quercus faginea

Son sin duda los más típicos y frecuentes de la península y se extienden desde Andalucía en la sierra de Ronda a las faldas de los Pirineos. Son estos arboles mucho más resistentes al frío que los de Quercus canariensis.  Requieren en cambio suelos más frescos y profundos que los encinares con los que frecuentemente entran en contacto. Aunque los quejigos se crían en cualquier tipo de sustrato, en los silíceos suelen jugar un papel secundario frente a Encinas y melojos.

Es solo en los suelos calizos donde forman bosques de alguna consideración. Especialmente en el cuadrante nororiental, en la misma localidad alterna a menudo con los encinares que ocupan las laderas más secas y el piso altitudinal Inferior.

Estas formaciones boscosas, en altitud, suelen ser reemplazadas por el pino albar.

En las hoces de la Serranía de Cuenca, los quejigares conviven con bosques más mesofiticos junto a avellanos y tilos en los fondos de las Hoces.

En el área natural que le corresponde el quejigo es frecuente que lo hallamos sustituido por el pino salgareño que a menudo ha sido extendido a sus expensas.

Los quejigares naturales, con frecuencia llevan asociados, serbales, cerezos mahaleb, aligustres. Por degradación pueden dar origen a extensos matorrales de Boj.

Bosques de Quercus faginea variedad broteroi

El último, y menos conocido de nuestros quejigos, es el Quercus faginea var. broteri. Es más exigente y menos resistente al frío que el anterior y por supuesto que el Quercus canariensis. Se extiende principalmente por el cuadrante suroccidental de la península. Prefiere los suelos silíceos algo frescos. Más que formando masas puras, se le encuentra asociado alcornoques y encinas en formaciones mixtas.

Además de leer sobre el bosque de quejigos pueden interesarte: