Cómo y Cuándo podar un Limonero

Para Podar un Limonero se aplica la misma poda de cítricos, y no solamente a éste, sino a todos los arboles frutales del género Citrus como las naranjas, toronjas,  mandarinas, limas, etc.

Siempre usaremos las mejores herramientas para podar debidamente limpias y con el mejor mantenimiento posible. Es fundamental hacerlo cuándo corresponde y de la manera correcta, aquí te explicamos cómo.

¿ Cuándo Podar un Limonero?

Saber cuando y cómo podar el limonero es una pregunta recurrente y mi respuesta es siempre la misma…. Los cítricos No se podan!.

Bueno, me explico un poco para que me entiendas. Los Limoneros por ejemplo, necesitan lo que llamamos una poda de formación en sus primeras edades. Luego, basta con una ligera limpieza periódica de chupones y despuntes controlados.

No debemos maltratar estos arboles con podas radicales. Tan solo nos limitaremos a eliminar algunas de las ramas que crecen cruzadas o en vertical. Limpiar el pie y despuntar aquellas ramas que queremos conservar y por su longitud o dirección “se nos van de las manos”.

La Mejor época para podar limoneros

Lo que si es importante, al menos desde mi experiencia es hacer estos trabajos siempre en luna menguante. No importa si se trata de un limonero 4 estaciones, o normal.

En cuanto a la época del año, lo establecido es hacerlo en Enero-Febrero y si acaso Agosto. Aunque esto yo lo interpreto como obsoleto ya que hoy día las variedades más interesantes y productoras requieren un mimo constante.

Seguramente para una gran explotación resulta complicado dar “varias pasaditas” para limpiar por aquí o por allí. En el caso de los Jardines y Bosques Comestibles es distinto. En estos AgroSistemas, el escaso número de ejemplares justifica darles un repasito cada tres o cuatro meses.

Hablamos de algo muy, muy suave y siempre como digo en menguante y luego de haber cosechado como hago yo con los limoneros luneros siempre cargados. En estas variedades que nos brindan una cosecha por luna, procuro ir alternando la cosecha de distintas ramas y centrarme en esas para limpiarlas.

Poda del árbol Limonero
Imagen de la Poda verde y de invierno del árbol Limonero

Poda del Limonero

Tener las ideas claras es imprescindible a la hora de saber cómo podar un limonero. La poda del árbol, empieza cuando la copa este formada por 3 ramas primarias que se podarán a 60 u 80 cm para que a su vez de ellas nazcan otras por cada lado. La poda de fructificación tiene que ser suave o pobre y habrá que mantener ligeramente aireado el centro de la corona, poda de aclareo.

Se podarán todos los brotes de frutos que estén cerca de la punta de las ramas. La altura media del árbol será de 4 a 6 m, aunque pueden alcanzar los 7 u 8 m de altura.

Para tener en cuenta cuando se va a Podar un Limonero

La Frondosidad no es muy densa, pero con ramas fuertes y alargadas.Las flores perfumadas aparecen en cualquier estación debajo de las axilas de las hojas. Sin embargo, tiene muchas flores femeninas o estériles.  Su copa se fromará igual que el naranjo. La poda de fructificación ha de ser ligera. El limonero produce frutos en cualquier estación, pero sobre todo en otoño y en primavera.

Como siempre, a la hora de podar cualquier especie, hemos de tener claros algunos conceptos básicos que os explicamos en esta otra entrada.

Además de hablar sobre la poda del limonero, en nuestra página pueden gustarte:

La Poda de Arboles | BOSQUES COMESTIBLES

 Podar arboles frutales, forestales u ornamentales, es un arte sobre el que todos deberíamos aprender. La Poda, es algo que a menudo nos hemos preguntado.

¿CÓMO Y CUANDO HACER LA PODA DE ARBOLES EN LOS BOSQUES COMESTIBLES?

Sin duda, a todos nos gusta que nuestro Bosque o Jardín de Alimentos se encuentre en un punto lo más natural posible y, en nuestra opinión no debemos intervenir a menos que no sea estrictamente necesario pero, en ocasiones los árboles, ya sean frutales ornamentales o frutales van a requerir nuestra ayuda.

Si no sabes cómo podar tus arboles ni cuando hacerlo, mejor no hacer nada!

Como todo en este mundo, es desde luego mejor no hacer nada que no sepamos y, aprender de manos de un experto que lo entienda como lo que es: un verdadero arte que necesita conocer la planta, ubicación, problemas y sea capaz de “leer” el origen y prever el futuro de su evolución ya que puede ser irreversible y “podemos liarla parda”.

En ocasiones, ya sea por competencia, por roturas debidas al clima, ataques infecciosos, excesivo crecimiento en altura, cruces, chupones, obtención de nuevos ejemplares, injertos, imposibilidad de cosechar u otros factores nos veremos obligados a llevar a cabo un trabajo de “cirugía” vegetal al que llamamos poda. Si bien tenemos que entenderlo como una ayuda al árbol y nunca como una mutilación del mismo.

En este artículo me gustaría hablaros de la poda tal y como en la Red Ibérica de Bosques Comestibles la entendemos: Un tratamiento específico de cada pie, nunca de toda la masa que consiste en formarlo, favorecer la producción de frutos o para revitalizarlo, con el que SECUNDARIAMENTE se obtienen otros productos susceptibles de otros aprovechamientos.

CONSEJOS PARA HACER UNA BUENA PODA DE ARBOLES FRUTALES

Podar no es más que la supresión de de ramas de un árbol en pie. Siempre teniendo en cuenta que una vez acabado el desprendimiento de la rama, se inicia el proceso de englobamiento de la madera del muñon de la misma.
Es fundamental la correcta cicatrización de estas heridas (que es lo que a fin de cuentas hacemos) y conviene saber que las heridas de poda, cicatrizan más rapidamente desde los lados que desde la cima o la base.

La supresión de parte de la materia verde provoca para las ramas restantes una mayor disponibilidad de luz, agua y nutrientes minerales; por otro lado también provoca una reducción de la superficie fotosintética.

Es la savia elaborada o descendente la responsable de la cicatrización de las heridas, y el c,ambium el que la genera.

La Poda de los Arboles, Primero ver las recomendaciones para poda y luego ver las herramientas...

RECOMENDACIONES GENERALES PARA  PODAR ARBOLES:

  • Si la herramienta utilizada es un hacha, ésta debe tener un peso de entre 0,8 y 1,2 kilos (no sirve cualquier hacha para podar). Si es la motosierra, no debe pesar más de 3-4 kilos ya que necesitamos utensilios de gran manejabilidad.
  • En general, NUNCA LA PODA DEBE SUPONER LA SUPRESIÓN DE MÁS DEL 20% DE LAS RAMAS DEL ÁRBOL!!!
  • Para frutales el trabajo es contínuo, pero en especies forestales, como frecuencia, conviene estar atentos a cada árbol concreto y tratarlo como lo que es, un individuo único, pero como norma general, se señalan 9 o 10 años para Alcornoques (y nunca 3 años antes ni después del descorche). Las Encinas cada 5-10 años, 6 años para el Pino Piñonero y cada año para el Álamo Negro o Chopo durante los primeros 4-5 años de vida.
  • Nunca podar un árbol más allá de los 2/3 de la altura del árbol.
  • Si me preguntas ¿cual es la mejor época para podar árboles? Realizar las podas durante el reposo vegetativo invernal, y preferiblemente al final de este. Entre el 15 de Noviembre y y el 15 de Febrero del año siguiente.
  • Dejar el corte ajustado al tronco (pero sin pasarnos), que este sea lo más pequeño posible, siempre inclinado para evitar acumulaciones de agua que provocarían estancamientos y pudriciones. Si no tenemos más remedio y la rama es un poco más grande de la cuenta, realizar un par de entalladuras de caída pero evtar siempre los desgarros, ¡son fatales!.

Mantener las herramientas DE PODA bien afiladas y desinfectadas es fundamental.

  • No cortar las ramas que conformen la cruz del árbol.
  • Desinfectar siempre la herramienta después de podar árboles enfermos.
  • No abandonar los residuos en el monte.
  • Siempre que la herida supere los 10 cms, proceder a embetunar o aplicar una masilla cicatrizante, barro o similar.
  • Las podas solo deben dirigirse a ramas dominadas, dispuestas hacia el interior de la copa (aunque según las especies), las que sean demasiado verticales, muertas, enfermas y moribundas y a los chupones.
  • Nunca podar hasta que las heridas producidas en anteriores podas estén completamente cicatrizadas.

TIPOS DE PODA Y TALA:

LA PODA NATURAL DE ARBOLES:

Si las ramas mueren y se separan del tronco de forma natural, de forma espontánea sin necesitar nuestra intervención.

Son esencialmente agentes biológicos (hongos e insectos…) ayudados por otros físicos (viento, golpes de otras ramas, su propio peso….) los responsables de la poda Natural y es propia de determinadas especies.

LA PODA ARTIFICIAL DE LOS ARBOLES:

Es la que efectuamos nosotros y esta puede ser una “escamonda” en la que suprimimos las ramas muertas o una poda propiamente dicha:

PODA DE PENETRACIÓN O TRANSITABILIDAD:

Como su propio nombre indica su fin es permitir el acceso y tránsito de los animales y personas que conviven en el bosque.

PODA DE SANEAMIENTO:

Busca el saneamiento de la masa mediante la eliminación de ramas muerta o enfermas a causa de plagas y enfermedades.  En este caso como hemos dicho hay que extremar las precauciones de higiene.

PODA DE DEFENSA:

Busca romper la verticalidad de la masa para ponerle las cosas difíciles a los fuegos. En el caso de los Bosques Comestibles no es necesario ya que al tratarse de gran variedad de especies y con estratos bien definidos.

Poda de fructificación de arboles:

El fin es aumentar la producción de frutos aunque si el árbol/es vegeta en buenas condiciones no será necesaria en practicamente ningún caso-

Tala o poda de rejuvenecimiento de arboles:

Solo en árboles muy viejos y que ya no den nada (aunque yo les llamo “jubilados” y prefiero dejarlos para que cumplan otras muchas funciones). Pretende reactivar la producción de frutos por ejemplo en olivares abandonados por muchos años o para restablecer un equilibrio entre la parte aérea y la radical.

PODA DE RAMONEO:

Busca la obtención de hojas y ramas finas para la alimentación del ganado.

TRASMOCHO:

Yo no soy partidario a no ser que estén en peligro las vidas de personas en paseos. Nunca son necesarias esas mutilaciones si se hacen las cosas bien desde el principio lo que por otra parte no es lo habitual.

PODA DE MANTENIMIENTO:

Es sin duda la clase de poda más lógica, aunque también la más laboriosa y consiste en suprimir periódicamente las ramas bajas, los chupones y mantener sano el individuo para no tener nunca que llegar a las anteriores.

La Poda de los Arboles debe hacerlo verdaderos expertos en la materia si no queremos provocar daños irreparables
La poda de arboles requiere precisión y limpieza en los cortes.

ADEMÁS DE APRENDER A PODAR, EN NUESTRA PAGINA PUEDE INTERESARTE: