Influencia del clima | Bosques Comestibles

Influencia del Clima en Reforestación

En la región donde esté situado tu reforestación o tu huerto, existen una serie de características definitorias de un tipo de climatología determinada.

Ya sea la humedad,  calor o frío que sin lugar a dudas influyen e  influirán en el crecimiento y desarrollo de las plantas, hortalizas y árboles que vayas a cultivar.

Clima en el diseño de los Bosques

Factores y Problemas Medioambientales a tener en cuenta:

La variación de la temperatura al igual que grado de humedad y Luminosidad resultan de enorme importancia en el ciclo de la vida de cada especie vegetal. Y como es lógico están directamente relacionados con el clima de cada región.
En consecuencia, para luchar contra la de forestación, es básico tener presente los distintos parámetros y cambios que el terreno sufre a lo largo del año para de este modo poder ajustar las etapas de desarrollo de cada árbol y  nuestras hortalizas cultivadas a las características propias de la zona.
En definitiva la siembra, el riego, la recolección o cualquier tipo de labor que realicemos en el huerto o bosque comestible estarán limitados por la duración de las estaciones y sus peculiaridades inherentes.

[amazon_link asins=’B0170A47DI,B073V21F28,B01N4KWR6H,B016BJ7KZQ,B016KB0PVG,B01E3IGR92,B01H1R0K68,B00CKIF0W8′ template=’ProductCarousel’ store=’escuelasdeper-21′ marketplace=’ES’ link_id=’a01dba2c-7138-11e8-85d9-affe590ffe54′]

Educación Ambiental para protección del medio ambiente:

Por eso, es preciso ver cada uno de estos factores por separado siendo preciso acomodarse a la Ecologia del lugar. Contando con la abundancia de precipitaciones, las oscilaciones termicas y la cantidad de luz del sol que puede proporcionar.

Por último no conviene olvidar que en ocasiones, y sin posibilidad de prevenirlos pueden darse una serie de condiciones climáticas adversas.

Éstas pueden provocar situaciones perjudiciales en el desarrollo de los árboles y otras plantas como es el caso del viento la nieve o el granizo.

Debemos ser capaces de poder prever estas situaciones y actuar en consecuencia. Anticipandonos en la medida de lo posible a todos estos factores limitantes mediante el uso de especies complementarias, cobertura en el suelo, árboles para el dosel y todas las demás iniciativas que se nos ocurran.

La idea es darle la vuelta a esos factores limitantes para proteger las plantas y animales con los que compartimos el bosque de alimentos.