Influencia del clima | Bosques Comestibles

En la región donde esté situado tu reforestación o tu huerto, existen una serie de características definitorias de un tipo de climatología determinada.

Ya sea la humedad,  calor o frío que sin lugar a dudas influyen e  influirán en el crecimiento y desarrollo de las plantas, hortalizas y árboles que vayas a cultivar.

Clima en el diseño de los Bosques

Factores y Problemas Medioambientales a tener en cuenta:

La variación de la temperatura al igual que grado de humedad y Luminosidad resultan de enorme importancia en el ciclo de la vida de cada especie vegetal. Y como es lógico están directamente relacionados con el clima de cada región.
En consecuencia, para luchar contra la de forestación, es básico tener presente los distintos parámetros y cambios que el terreno sufre a lo largo del año para de este modo poder ajustar las etapas de desarrollo de cada árbol y  nuestras hortalizas cultivadas a las características propias de la zona.
En definitiva la siembra, el riego, la recolección o cualquier tipo de labor que realicemos en el huerto o bosque comestible estarán limitados por la duración de las estaciones y sus peculiaridades inherentes.

Educación Ambiental para protección del medio ambiente:

Por eso, es preciso ver cada uno de estos factores por separado siendo preciso acomodarse a la Ecologia del lugar. Contando con la abundancia de precipitaciones, las oscilaciones termicas y la cantidad de luz del sol que puede proporcionar.

Por último no conviene olvidar que en ocasiones, y sin posibilidad de prevenirlos pueden darse una serie de condiciones climáticas adversas.

Éstas pueden provocar situaciones perjudiciales en el desarrollo de los árboles y otras plantas como es el caso del viento la nieve o el granizo.

Debemos ser capaces de poder prever estas situaciones y actuar en consecuencia. Anticipandonos en la medida de lo posible a todos estos factores limitantes mediante el uso de especies complementarias, cobertura en el suelo, árboles para el dosel y todas las demás iniciativas que se nos ocurran.

La idea es darle la vuelta a esos factores limitantes para proteger las plantas y animales con los que compartimos el bosque de alimentos.

Haciendo Bosques Comestibles: Creando Microclimas

Me he pasado media vida haciendo Bosques Comestibles. Aunque al principio, ni siquiera lo sabía….
Haciendo Bosques de Santa Margarita
Limonero en el Bosque Comestible de Santa Margarita
“Con el tiempo, te das cuenta de que has llegado a un punto en que una vez superada la “teoría” y después de años con los bolsillos repletos de semillas, las manos y pies llenos de barro y hierba, eres capaz de “Leer la Tierra”. Ves lo que hay, pero también lo que no hay….

Debes ser capaz de Imaginar un paisaje, descifrar los “códigos” de suelos y plantas, interpretar la orientación, observar la situación de nidos, colmenas, hormigueros, musgos y líquenes,….
Para que empieces a creerte conocedor del Bosque, es necesario que “seas bosque”.
 
 La tierra tiene colores que también nos hablan de su composición, estructura, humedad. Acumulación de finas partículas de arrastre y manchas de vegetación nos cuentan los secretos caminos del agua….

Llega un momento en que sembrar, plantar o injertar se hace algo natural, casi necesario para poder sentirte bien. 
Algo que “engancha”.
 
Saber el tipo de relación que tienen las plantas entre si y con el resto de animales es esencial para crear estos espacios de vida pensados para todos los habitantes y no solo para las personas.”

 + Diego Luis López Pérez
Artículo sobre Bosques Comestibles
publicado en 2009 por Revista “Hierba”
Editorial Green Hearts

Haciendo Bosques Comestibles en España y Portugal

 Haciendo un Bosque de Alimentos

Es un conjunto de áreas que debido a su situación en el paisaje pueden ser más calientes o más frías, espacios más o menos húmedas que el resto…. Poder ver estas zonas antes de que existan es un juego con los elementos: aire, sol, agua, tierra y espacio.
Se trata básicamente de unas zonas atmosféricas locales en las que el clima se diferencia de la zona circundante. Esto puede referirse a áreas tan pequeñas como unos pocos metros cuadrados (un rincón de su jardín o terraza) o tan grande como muchos kilómetros cuadrados (por ejemplo, un valle).

Mediante la comprensión de la teoría, somos capaces facilitar  micro-climas en los que a menudo se pueden cultivar plantas que normalmente son sensibles en su zona. Puedes incluso hacer crecer las plantas que necesitan un poco más frío o calor que el  proporcionado de forma natural en la zona.

 Un Bosque Alimenticio, es un proyecto a medio y largo plazo

Por lo que te recomiendo que Experimentes, que toques, realices variaciones y pruebes combinaciones a priori “inverosímiles” pero a menudo capaces de sorprenderte por mil motivos.

 Equivocándonos y sobre todo observando, es como aprendemos sobre las variaciones únicas de cada tierra,  la humedad, la luz y la acidez del suelo.
Debes utilizar este conocimiento para ensamblar las comunidades de plantas que se adapten bien a los microclimas de cada lugar o sector dentro de tu Bosque Comestible.

 Haciendo Bosques con sus ciclos

HACIENDO bosques comestibles Como diseñarlo